15 de abril de 2017 00:00

Cinco alternativas para colocar las utilidades este año

Diego Pallero / el comercio Varios bancos ofrecen premios a los clientes por el ahorro de sus utilidades.

Varios bancos ofrecen premios a los clientes por el ahorro de sus utilidades. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 2
Carolina Enríquez

Los trabajadores tienen, al menos, cinco opciones para invertir de manera inteligente sus utilidades.

El 15 de abril es el último día para que los empleadores paguen el 15% de sus ganancias a los empleados. El artículo 97 del Código de Trabajo establece que el 10% va directamente a los trabajadores y el 5% a las cargas familiares.

El año pasado, según el Ministerio de Trabajo, se repartieron USD 1 240,1 millones por utilidades a 1,6 millones de trabajadores. Un total de 38 866 compañías, principalmente microempresas y pequeñas, entregaron el beneficio. El monto promedio que se canceló fue de USD 732,58 a trabajadores y extrabajadores.

Para Carlos Palomino, catedrático de la Universidad de las Américas, las utilidades deben destinarse en primera instancia al pago de deudas, principalmente de tarjetas de crédito o avances en efectivo. De esta manera se evita que se acumulen intereses, que son altos (16% en créditos de consumo).

Otra opción para quien no tiene deudas es el ahorro. Wilson Araque, director del Área de Gestión de la Universidad Andina, recomienda guardar el 20% o más de estos recursos. “Si decide colocar más podría formar un fondo para emergencias o pagos en el futuro”.

Entidades, como Banco Pi­chincha ofrecen por ejemplo dos tipos de cuenta de ahorro programado: Ahorro futuro (entre USD 30 y 500) o ahorro reservas para colocar hasta más de USD 5 000.

Produbanco emprendió una campaña especial para captar las utilidades. Como incentivo entregará ocho premios que suman USD 20 000 en cuentas de ahorro. Participan los clientes que aumenten su saldo en sus cuentas de ahorro, ahorro meta bienestar, décimos, flexiahorro, etc., de acuerdo con ciertas condiciones, indicó José Ricaurte, vicepresidente de banca minorista de la institución.

Ambas entidades ofrecen, además, productos de inversión. El Pichincha paga una tasa de interés que va del 1,25 al 4,75%, según al tiempo y al monto que se coloque.

Para ahorrar se debe tomar en cuenta el riesgo y la rentabilidad. La Superintendencia de Bancos reporta en su página web la calificación de riesgo de las entidades; las que están en A son las más recomendables.

La rentabilidad, en cambio, depende del plazo y del producto bancario. Si deposita, por ejemplo, USD 1 000 y el interés es del 2% anual recibirá USD 20 al final del año.

Si las tasas de interés no le parecen atractivas, destinar los recursos para emprender un negocio puede ser otra opción. Los tradicionales locales de comida u otros productos artesanales no son una alternativa a menos que ofrezcan algún valor agregado. “El mercado en estos segmentos está copado”, comentó Araque.

El desarrollo de soluciones tecnológicas como ‘apps’ son nichos diferenciados y lucrativos, sugirió.

En el 2017, el valor máximo que percibirá un trabajador es USD 8 784, ya que rige el límite fijado en la Ley de Justicia Laboral. Dado que se trata de un monto extraordinario que no se recibe todos los meses, los expertos recomiendan evitar gastar las utilidades en consumos como ropa o comida.

Si la decisión es gastar estos recursos, lo recomendable es que se utilicen para bienes de larga duración y que aumentan el patrimonio de la familia, como la entrada de un auto o de una casa.

Una quinta alternativa es invertir en la bolsa. Cualquier persona puede hacerlo y el primer paso es acudir a una casas de valores certificadas por la Bolsa de Valores de Quito o la de Guayaquil.

Estas empresas entregan una guía y asesoran para determinar el monto a invertir y los productos más seguros y rentables en el mercado.

Hay opciones de renta fija, es decir, el interés es el mismo durante el tiempo de la inversión; y de renta variable donde el rendimiento depende del mercado y del desempeño de la firma en la que se tienen acciones.

Entre los primeros están titularizaciones privadas, obligaciones o bonos del Estado, con rendimiento del 4% al 14%. En renta variable, en cambio, se puede invertir en acciones de empresas. Se las puede vender en cualquier momento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (2)