18 de January de 2010 00:00

Uribe asegura que no ha pensado en aplazar elecciones

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Bogotá, DPA

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, aseguró hoy que no ha considerado la posibilidad de aplazar las votaciones presidenciales del próximo 30 de mayo para que las autoridades electorales tengan más tiempo para preparar un eventual referéndum que le permitiría ser de nuevo candidato.

El primero en hablar de la posibilidad del aplazamiento fue el precandidato presidencial oficialista Álvaro Leyva, quien a comienzos de diciembre dijo que la fecha de las elecciones es una norma que no tiene nivel constitucional, por lo que el gobierno la puede modificar.

"No ha pasado por mi cabeza", dijo sin embargo Uribe en declaraciones a la cadena radial RCN, en las que de nuevo se abstuvo de decir abiertamente si pretende ser candidato para una segunda reelección.

El Congreso aprobó el pasado 2 de septiembre un proyecto presentado por el oficialista Partido Social de Unidad Nacional para que en un referéndum se pueda modificar la Constitución y se le permita a Uribe postularse a un tercer mando consecutivo.

El asunto está ahora en manos de la Corte Constitucional, que debe decir a finales de enero o comienzos de febrero si el trámite legislativo cumplió los requisitos legales.

Si lo aprobado por el Congreso recibe el aval constitucional, las autoridades electorales tendrían que apresurarse para convocar al referéndum en un año muy complejo, pues antes de los comicios presidenciales de mayo están los parlamentarios del 14 de marzo.

Varios dirigentes del oficialismo han expresado preocupación por el corto tiempo que hay para efectuar el referéndum, si es que la Corte Constitucional lo autoriza. Uribe, que en días pasados dijo que el futuro del referéndum está "en manos de Dios", expresó que se debe esperar el anuncio de la Corte Constitucional.

Sin embargo, sostuvo que los colombianos deben reelegir su principal bandera de gobierno, la denominada "política de seguridad democrática", mediante la cual las Fuerzas Armadas pasaron a la ofensiva frente a los grupos guerrilleros.

El jefe de Estado dijo que no todos los candidatos presidenciales que pretenden sucederlo en agosto próximo están decididos a mantener la ofensiva, que calificó de imprescindible, con el argumento de que las generaciones nacidas en Colombia desde mediados del siglo pasado no han vivido "ni un día de paz".

"Lo que quiero es que Colombia se cure totalmente de la vacilación y tenga un modelo estable y permanente de mejoramiento (...) Es como el agricultor, que no se puede descuidar ni un sólo día y tiene que seguir mejorando su cultivo", sostuvo.

Uribe ganó las elecciones presidenciales de 2002 con un discurso de ofensiva total contra la guerrilla y en 2006 fue reelegido después de que el Congreso enmendara la Constitución para permitir la reelección.

En 2008 estalló un escándalo ante denuncias de que el gobierno entregó dádivas a congresistas para que respaldaran dicha reforma, tras lo cual tres ex parlamentarios fueron condenados a prisión por cohecho y concusión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)