6 de septiembre de 2016 13:12

La Universidad de Guayaquil pasa de la categoría D a la B

El presidente del Consejo de Educación Superior (CES), René Ramírez, informó que la Universidad de Guayaquil pasó a la categoría B este martes 6 de septiembre del 2016. Foto: EL COMERCIO

El presidente del Consejo de Educación Superior (CES), René Ramírez, informó que la Universidad de Guayaquil pasó a la categoría B este martes 6 de septiembre del 2016. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 3
Contento 21
Elena Paucar

El presidente del Consejo de Educación Superior (CES), René Ramírez, informó que la Universidad de Guayaquil pasó de la categoría D, la última de la escala de evaluación de las universidades del país, a la B.

El anuncio lo dio al mediodía de este martes 6 de septiembre del 2016 en Guayaquil, cuando hizo público el informe preliminar del proceso de acreditación a cargo del Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (Ceaaces). La noticia fue recibida entre aplausos y gritos de autoridades y estudiantes, quienes se reunieron en una extensión de la Facultad de Filosofía, en el norte de la ciudad, lejos del tradicional campus universitario.

Ramírez convocó para mañana a una fiesta universitaria, en el campus Salvador Allende. Además mostró un resumen de algunos avances que aportaron al ascenso de categoría, como mayor número de docentes con títulos de cuarto nivel e investigaciones científicas.

La institución es una de las más grandes del país, con cerca de 60 000 estudiantes. En el 2013 bajó de la categoría B a la D. Poco antes fue intervenida por el CES debido a una serie de denuncias de irregularidades académicas y administrativas.

Según el Reglamento para la Determinación de Resultados del Proceso de Evaluación, Acreditación y Categorización de las Universidades y Escuelas Politécnicas, regulado por el Ceaaces, las instituciones ubicadas en la última categoría debían cumplir con un plan de fortalecimiento institucional que les permita ubicarse, al menos, en la categoría C.

La U. de Guayaquil superó ese pronóstico y retomó su ubicación en la B. Y aunque Ramírez anunció el fin de la intervención, en noviembre próximo, dijo que las autoridades de la institución serán ahora las encargadas de llevarla a la categoría A, en la evaluación del 2018.

En los últimos meses, los directivos del centro de estudios y los interventores anunciaron algunos resultados alentadores de su proceso de autoevaluación. Según los indicadores que manejan, aseguraron que en varios criterios se obtuvieron resultados entre excelentes y medianamente satisfactorios, mientras que en otros aún no se lograba la eficiencia.

En julio la U. de Guayaquil subió toda la información solicitada para el proceso de acreditación a un portal virtual habilitado por el Ceaaces. La semana pasada recibió la visita de evaluadores nacionales y extranjeros. Y hoy se conoció el informe que, si bien es preliminar, da una calificación definitiva.

El análisis incluyó seis criterios de evaluación: organización (8% del total), academia (36%), investigación (21%), vinculación con la sociedad (3%), recursos e infraestructura (20%), estudiantes (12%).

Luego de este informe se abrirá una fase de impugnaciones. Jaime Medina, presidente de la Comisión de Intervención, dijo que apelarán algunos resultados del Ceaaces, como porcentaje de mujeres en cargos directivos y planificación en investigación, en los que, según dijo, tienen mejores calificaciones que las que recibieron. El resultado final se conocerá en diciembre.

Para Lobelia Cisneros, interventora académica, uno de los criterios en los que presentan más avances es en el área académica, específicamente en gestión docente. Ahora, dice, cuentan con más profesores titulares, con maestrías, recategorizados y que han accedido a becas. Sin embargo también reconoció que aún resta trabajar en mejorar la infraestructura y en mejorar la ejecución del presupuesto para proyectos de investigación científica, temas que han sido incluidos en un plan de fortalecimiento que delineó la universidad hasta el 2030.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)