31 de marzo de 2017 10:11

Una unidad móvil atenderá las emergencias de las zonas incomunicadas en el país

La donación se hizo a través de un convenio firmado entre la Cruz Roja y la embajada de Japón el miércoles 22 de marzo de 2017. Foto: Cortesía CRE

La donación se hizo a través de un convenio firmado entre la Cruz Roja y la embajada de Japón el miércoles 22 de marzo de 2017. Foto: Cortesía CRE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Elcomercio.com

La embajada de Japón equipará una unidad móvil de la Cruz Roja Ecuatoriana (CRE) para atender las emergencias de las zonas del país que estén incomunicadas por desastres naturales. Esta acción se realizará como parte del convenio ‘Asistencia para Proyectos Comunitarios’, firmado con la embajada el miércoles 22 de marzo de 2017.

Con la colaboración entre la Cruz Roja y el gobierno japonés, se busca “que la atención de rescate sea más rápida a nivel nacional” dijo el embajador Hitoshi Noda. A través de la implementación de “alta tecnología”, la unidad móvil podrá recibir información sobre desastres en localidades que no cuentan con servicios de comunicación a distancia.

Francisco Vilatuña, coordinador Nacional de Telecomunicaciones de la Cruz Roja, indicó que la idea de crear un sistema para recibir emergencias de estos sectores viene del terremoto de abril del 2016.

En Esmeraldas “las primeras horas fueron fatales porque todas las telecomunicaciones de los organismos de socorro colapsaron”, explicó Vilatuña, para quien las herramientas de comunicación son “importantes en las respuestas de emergencia”.

La Unidad de Comunicaciones móvil, que consiste en un remolque equipado con repetidores fijos y radios de largo alcance, está prevista para situaciones similares a las del terremoto, según Vilatuña.

El equipo, valorado en USD 80 mil, fue donado por la embajada de Japón, y según la presidenta de la Cruz Roja, Victoria Albán, “favorece la capacidad de respuesta humanitaria en favor de las personas más vulnerables de nuestro país”.

Aunque su base de operaciones será en Quito, la Unidad de Comunicaciones móvil se mantendrá viajando por todo el país. Este servicio será parte del sistema ECU-911, y se espera que empiece a funcionar en mayo de este año, dijo Vilatuña.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)