16 de julio de 2015 14:18

La UNE y la FESE se adhieren al paro del 13 de agosto en Quito

Dirigentes de la UNE y FESE hablaron sobre su participación en el paro nacional de agosto. Foto: Ana María Carvajal/ EL COMERCIO

Dirigentes de la UNE y FESE hablaron sobre su participación en el paro nacional de agosto. Foto: Ana María Carvajal/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 46
Triste 4
Indiferente 1
Sorprendido 14
Contento 68
Ana María Carvajal

Roxana Palacios, presidenta de la Unión Nacional de Educadores (UNE), y Mauricio Chiluisa, presidente de la Federación de Estudiantes Secundarios del Ecuador (FESE), anunciaron la mañana de este jueves 16 de julio del 2015 su adhesión al llamado Paro Nacional del Pueblo, previsto para el 13 de agosto próximo, convocado por los movimientos sociales.

En rueda de prensa anunciada en la sede de la UNE, en Quito, Palacios dijo que “la lucha hoy es en las calles y mañana en las urnas”. Informó que desde mayo del 2014 se conformó un frente para enfrentar al régimen correísta y que se han dirigido a los docentes y estudiantes a los que les han sido “atropellados y violentados sus derechos”, para recoger sus necesidades y descontentos.

“No queremos dialogar con nadie más. El gobierno sordo y necio frente al descontento popular hace que nosotros tengamos esta posibilidad de que la unidad, el diálogo se dará con el presidente Correa (únicamente)”. Agregó que el paro del pueblo “va porque va”.

Uno de sus principales reclamos va en contra del ministro de Educación, Augusto Espinosa, al que le plantean preguntas como sus acciones en relación con el Plan Decenal de Educación y las acciones que se tomaron en contra de estudiantes del colegio Mejía, de los cuales tres aún continúan enfrentando un proceso legal, como consecuencia de una protesta.

Chiluisa, por su parte, afirma que ya no se puede dialogar con las autoridades de educación, porque cree que sus planteamientos no han sido escuchados. Por eso ahora considera que el diálogo se hace entre los estudiantes. Durante la rueda de prensa sacó un diccionario grande que la FESE planea entregar al ministro Espinosa, “para que él se entere de qué significa un diálogo nacional”.

Por eso explicó que su organización garantizará la presencia de estudiantes secundarios en el paro de agosto próximo, ya que manifiesta que las propuestas que el colectivo ha hecho no han sido analizadas ni escuchadas por las autoridades educativas.

También asistió a la reunión Fernanda Cordones, coordinadora de la FESE Pichincha, quien dijo que los jóvenes están molestos porque “cuando se requería de nuestros votos nos escuchaban”, pero ahora considera que eso no sucede.

Entre sus reclamos están los cambios en el sistema educativo nocturno. En su colegio, relató, se instauró un modelo semipresencial, con el que no está de acuerdo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (11)