14 de marzo de 2015 15:47

Expectativa en Quito por cita de Unasur para analizar situación de Venezuela

Los cancilleres de la Unasur en la sede de la Mitad del Mundo,en Quito (Ecuador), el 14 de marzo de 2015. Foto: EFE

Los cancilleres de la Unasur en la sede de la Mitad del Mundo,en Quito (Ecuador), el 14 de marzo de 2015. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Seguridad y EFE

Todo está listo para la reunión extraordinaria de cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en Quito. En la sede de esa dependencia, en la Mitad del Mundo, se analizará la decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de declarar a Venezuela como "amenaza extraordinaria e inusual" a la seguridad de su país.

En su enlace sabatino de hoy, 14 de marzo del 2015, el presidente Rafael Correa señaló que con esta cita se busca una respuesta regional a la "injerencia" de EE.UU. sobre Venezuela. "En estos momentos en Quito, capital de Unasur, (...) se están reuniendo los cancilleres de América del Sur para una respuesta regional ante esta nueva y grotesca injerencia de Estados Unidos en un país soberano como es nuestra querida Venezuela", dijo.

También reaccionó el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño. En su cuenta de Twitter, el funcionario escribió "¡Suramérica unida!" al referirse a la situación de Venezuela.

Según la Cancillería de Ecuador, al encuentro han confirmado su asistencia once de los doce cancilleres del bloque: el de Argentina, Héctor Timerman; Bolivia, David Choquehuanca; Brasil, Mauro Vieira; Colombia, María Ángela Holguín; Ecuador, Ricardo Patiño; Guyana, Carolyn Rodrigues- Birkett; y Perú, Gonzalo Gutiérrez.

También los de Surinam, Winston Lackin; Uruguay, Rodolfo Nin Novoa; Venezuela, Delcy Rodríguez; y Paraguay, Eladio Loizaga, mientras que por parte de Chile asistirá el vicecanciller Edgardo Riveros.

La sesión de trabajo permitirá a los cancilleres intercambiar puntos de vista sobre la decisión de Obama de ampliar unas sanciones aprobadas por el Congreso a finales de 2014 y de declarar una situación de "emergencia nacional" ante el "riesgo extraordinario" de la situación venezolana para la seguridad de Estados Unidos, según su decreto.

"Estamos profundamente preocupados por los esfuerzos del Gobierno venezolano por incrementar la intimidación hacia sus opositores políticos. Los problemas de Venezuela no pueden ser resueltos criminalizando a la disidencia", aseguró el lunes el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en un comunicado.

Ante las medidas, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, declaró que Estados Unidos pretende derrocar a su Gobierno "e intervenir Venezuela para controlarla desde el poder estadounidense".

La Unasur consideró, por medio de su secretario general, Ernesto Samper, que se debe apostar por el diálogo para abordar las diferencias, porque no es momento de plantear "una confrontación con los Estados Unidos", indicó.

Maduro dijo ayer que le tiende "una mano al Gobierno de EE.UU." para que avancen "juntos en diálogos francos", tras la declaración de "emergencia nacional" anunciada por Obama, entre otras medidas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)