27 de January de 2010 00:00

Unasur define en Ecuador reglas sobre defensa y narcotráfico

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Quito, AFP

Los viceministros de Defensa e Interior de la Unasur se reúnen el jueves y viernes en Ecuador para definir garantías tras las críticas de la región a un acuerdo militar entre Colombia y Estados Unidos, y delinear un plan de lucha contra el narcotráfico.

Los subsecretarios de Defensa deliberarán en el puerto de Manta (suroeste) , mientras los responsables de Gobierno e Interior -a cargo del plan antidrogas- lo harán en Quito, según el Ejecutivo ecuatoriano, que ejerce la secretaría pro témpore de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur).

El objetivo en Manta será concretar “medidas de seguridad y confianza” tras la polémica regional por un convenio firmado el pasado 30 de octubre, que permite a Estados Unidos operar desde siete bases militares colombianas contra el narcotráfico y las guerrillas izquierdistas.

Mientras, en Quito el Consejo de Lucha contra el Narcotráfico buscará aprobar un plan para homologar el combate antidrogas en la región, donde Colombia, Perú y Bolivia son responsables de casi la totalidad de la producción mundial de cocaína (994 toneladas en 2008, según Naciones Unidas).

Las medidas de confianza en el sector defensa, planteadas en una cita ministerial de la Unasur el 27 de noviembre en Quito, incluyen “intercambio de información y transparencia; actividades militares intra y extrarregionales; garantías, cumplimiento y verificación”, según el gobierno ecuatoriano.

Se busca “avanzar en la reglamentación para hacer prácticas” dichas medidas, dijo el titular de esa cartera, Javier Ponce, mientras su subsecretario, Jorge Peña, indicó que con ello se evitarán “resquemores o recelos por lo que un país pudiera hacer en contra de otro”.

Gobiernos como los de Bolivia, Ecuador y Venezuela rechazan el pacto entre Bogotá y Washington por considerar que podría ser utilizado para espiar a otras naciones.

En ese marco el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, invitó a la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, a un diálogo con la Unasur sobre defensa y seguridad.

Clinton agradeció la invitación y pidió “una lista de temas propuestos”  para tal fin, indicando que las pláticas pueden ayudar a “identificar áreas de potencial cooperación”.

Pero Correa, quien propone incluir la cuestión de las bases en esa agenda, exhortó recientemente a no engañarse sobre los riesgos del acuerdo, que el encargado de la diplomacia para América Latina, Arturo Valenzuela, defendió el viernes indicando que hace parte de la “cooperación normal” con Colombia.

En tal sentido, señaló que en estos momentos Washington negocia un instrumento en la materia con Brasil.

No obstante las suspicacias de Correa, las reuniones de la Unasur se producen en un clima de distensión entre Colombia y Ecuador, que mantuvieron rotas sus relaciones durante 20 meses, hasta el 13 de noviembre último.

Quito cortó los vínculos por un ataque colombiano contra la guerrilla de las FARC en territorio de Ecuador, el 1 de marzo de 2008, con saldo de 25 muertos entre ellos el numero dos de las FARC, Raúl Reyes.

El gobierno de Correa, que sospecha de la participación de Estados Unidos en ese bombardeo, anunció la muerte, el 18 de enero, de tres presuntos rebeldes de las FARC en un combate con tropas ecuatorianas.

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, que en el pasado acusó a Correa de complicidad con las FARC, agradeció esa acción señalando que con ello la guerrilla entenderá que no tiene “refugio” en los países vecinos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)