12 de enero de 2017 19:23

Ultraderechista francesa busca en EE.UU. apoyo político y económico para su campaña

Marine Le Pen, ultraderechista francesa, fue vista en un café del vestíbulo de la Torre Trump de Nueva York. Foto: AFP

Marine Le Pen, ultraderechista francesa, fue vista en un café del vestíbulo de la Torre Trump de Nueva York. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 9
Agencia EFE

La dirigente ultraderechista francesa Marine Le Pen se encuentra en Estados Unidos buscando apoyo político y financiero para su campaña presidencial, pero en ningún momento ha buscado una reunión con el presidente electo, Donald Trump.

Así lo indicó en declaraciones a los periodistas George Lombardi, un estadounidense de origen italiano que dice ser amigo de Le Pen desde hace 20 años y que se describe como activista del movimiento ultraconservador Tea Party.

Lombardi fue visto este 12 de enero del 2017 en un café del vestíbulo de la Torre Trump de Nueva York compartiendo mesa con Marine Le Pen y otras dos personas, lo que desató conjeturas sobre una posible reunión con Trump o con alguien del equipo de transición presidencial.

Pero tanto portavoces de Trump como el mismo Lombardi lo negaron, y este último dio mayores explicaciones a los periodistas que hacen guardia en el edificio en el que el presidente electo vive y tiene su cuartel general.

Según dijo Lombardi, Le Pen se reunió anoche en la Torre Trump con una treintena de personas, de una forma privada, para buscar apoyo político y financiero con vistas a la campaña presidencial que comenzará próximamente como líder del Frente Nacional.

A esa reunión acudieron personas del mundo de los negocios y "un par de diplomáticos de Naciones Unidas" que invitaron a Le Pen porque, según señaló Lombardi, algunos habían mostrado interés por conocerla.

Entre los participantes había personas que, según señaló, podrían apoyar financieramente la campaña electoral de Le Pen, aunque evitó dar nombres específicos de los asistentes a la reunión.

"No nos pusimos en contacto con la campaña de Trump para hablar con el señor Trump, a pesar de que él es amigo mío", agregó Lombardi, que recordó que el presidente electo ha adoptado recientemente la decisión de no reunirse con ningún político extranjero hasta que llegue a la Casa Blanca, el 20 de enero.

"Lo sabemos, lo respetamos. No le pedimos que se entrevistara con ella. No vamos a rogar por ninguna entrevista con alguien del equipo de transición porque ella estaba aquí para encontrarse con otras personas", agregó Lombardi.

"Ocurrió que ella estaba aquí porque yo vivo aquí", insistió.
Lombardi también dijo que Marine Le Pen se desplazará este viernes a Washington para continuar con esos mismos contactos de una forma privada, aunque es posible que se encuentre con algún legislador estadounidense.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)