27 de diciembre de 2016 15:09

En la última semana del año se incrementó el número de vehículos que llegan a matricularse

El número de vehículos que se acercó a los centros de revisión vehicular de Quito, aumentó a pocos días de finalizar el año. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

El número de vehículos que se acercó a los centros de revisión vehicular de Quito, aumentó a pocos días de finalizar el año. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Daniel Romero

A dos días de que termine el plazo para cumplir con la revisión técnica y matriculación vehicular, los centros de atención de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) lucen llenos en Quito. Cerca de 40 mil vehículos se estima que faltan por cumplir con este requisito.

Desde las 08:00 de hoy, martes 27 de septiembre de 2016, en los centros de revisión y matriculación vehicular, el panorama cambió, ya que se podrá matricular los automotores hasta el jueves 29. El sistema dará la última cita a las 16:30 de ese día, luego de eso se aplicará la multa de USD 100. Durante la última semana, el número de gente que llegaba a cumplir con el proceso era bajo.

En San Isidro ya fue visible una fila de personas para las ventanillas de atención. A las 11:30, cerca de 80 personas esperaban cumplir con el trámite de matriculación después de pasar la revisión. Acompañados de paraguas para cubrirse del sol o de su teléfono móvil, esperaban pasar a una de las ventanillas de atención.

El número de vehículos que se acercó a los centros de revisión vehicular de Quito, aumentó a pocos días de finalizar el año. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Mientras tanto, en la calles De Los Guayabos, los vehículos hacían fila para ingresar. Uno de los conductores fue Jaime Cabezas. A él le correspondía matricular su vehículo en noviembre pasado, de acuerdo a la calendarización de la AMT. “Cuando vine, no pasé la revisión. Me mandaron a arreglar algunas cosas y ya no pude volver dentro de la fecha que me tocaba”, señaló.

A ese centro de revisión y matriculación también asistió Carlos Borja. “La verdad es que no tenía plata. Ya con el décimo pude programar la cita y venir a matricular. Está ágil y lo que han extendido los horarios también nos ayuda”, comentó.

El número de vehículos que se acercó a los centros de revisión vehicular de Quito, aumentó a pocos días de finalizar el año. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Otro centro de matriculación al que acudió la gente fue el de la Florida Alta, en el norte de Quito. Allí, en la calle de ingreso era posible ver filas de vehículos que, una semana atrás, eran escasos. Allí pasó su trámite Aida Valencia. “Se deja para el último por muchas razones. En mi caso, yo no tenía el dinero para venir. Así que tuve que aplazar todo lo que pude”, dijo.

El número de usuarios aumentó en los centros de revisión vehicular de Quito, a pocos días de finalizar el 2016. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

El número de usuarios aumentó en los centros de revisión vehicular de Quito, a pocos días de finalizar el 2016. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Según Mariela Veloz, directora de Matriculación de la AMT, a excepción de los centros de Carapungo y Guajaló, el resto lucieron llenos. “En el Bicentenario estamos llenos y con gente a la espera”, dijo.

Ayer, en el último día de feriado, los centros abrieron normalmente. Sin embargo, no se tuvo la acogida esperada. Según Veloz, hasta el cierre se revisaron 1300 vehículos.

Para quienes no cumplan con este requisito, en 2017 tendrán una multa de USD 100, según la Agencia Metropolitana de Tránsito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (4)