25 de mayo de 2014 10:28

Un periodista italiano y su traductor ruso mueren en Ucrania 

Un militante prorruso vigila las calles de Semyonovka de Slaviansk (Ucrania). Foto: Maxim Shipenkov/EFE
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
AFP
Roma

Un periodista italiano y su traductor ruso que estaban en la región de Slaviansk, un bastión de los separatistas prorrusos en el este de Ucrania, murieron el sábado, 24 de mayo, por tiros de mortero, informaron las autoridades italianas e insurgentes en el lugar.

“Desgraciadamente todos los elementos que tenemos convergen para anunciar su muerte. Estamos a la espera de una segunda confirmación, el reconocimiento del cuerpo” , dijo  un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores en Roma.

El portavoz no pudo dar muchos más detalles sobre las circunstancias de su muerte. “Hubo enfrentamientos, disparos de mortero, la situación es difícil de verificar incluso para las autoridades ucranianas” , indicó.

“Sus restos mortales han sido trasladados, junto a los de un ciudadano ruso, desde el hospital Andreevka hacia el de Slaviansk, situado a unos kilómetros” para su reconocimiento, indicó el comunicado oficial.

En Slaviansk, separatistas prorrusos indicaron  que se esperaba la llegada de los dos cuerpos a la morgue durante el día.
La familia del periodista, identificado por los medios italianos como Andrea Rocchelli, de 30 años, apodado “Andy” y fundador del colectivo de fotógrafos Cesura.

“La familia del joven reportero ha estado en contacto en las últimas horas con el ministerio italiano y la embajada en Kiev que le prestará asistencia a su llegada esta tarde a la capital ucraniana”, añade el ministerio.

Según el relato  del fotógrafo francés de la agencia Wostok Press, William Roguelon, superviviente del ataque, los dos fotógrafos y su traductor ruso Andrei llegaron el sábado, 24 de mayo, con su chófer a una línea del frente en la entrada de Slaviansk, fueron sorprendidos por los disparos al salir de su vehículo y se refugiaron en una cuneta.

“Cayeron entre 40 y 60 obuses”, precisó el francés. “ Un obús cayó en medio de la cuneta. Resulté herido en las piernas. Creo que Andrei murió y Andy estaba herido, no sabía si seguía vivo”, indicó el periodista que logró huir entre los disparos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)