3 de diciembre de 2015 11:08

Turquía está dispuesta a negociar con Rusia, pero critica el embargo económico

Ahmet Davutoglu

Ahmet Davutoglu, primer ministro turco. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia EFE

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, aseguró hoy, 3 de diciembre, que su país está dispuesto a sentarse a negociar con Rusia, pero criticó el "embargo ruso" contra Ankara en represalia por el derribo del bombardero ruso en la frontera siria.

"Turquía está dispuesta a hablar con Rusia de cualquier asunto. La única cosa que es intocable es nuestra frontera y soberanía", afirmó Davutoglu en rueda de prensa tras reunirse con el presidente azerbaiyano, Ilham Alíev.

Davutoglu expresó su sorpresa por "el embargo ruso", en alusión a las sanciones económicas ordenadas por el Kremlin, "por un incidente en el que Turquía no tiene ninguna culpa".

"Nosotros somos partidarios de discutir los problemas sobre la mesa de negociaciones. Esperamos que nuestra amiga y vecina Rusia valore de manera racional lo ocurrido. No aceptamos acusaciones infundadas contra Turquía", dijo.

Insistió en que su Gobierno "no permitirá que se den pasos que estén dirigidos a la violación de las fronteras de Turquía".

"Las fronteras de Turquía son para nosotros sagradas. Por otra lado, no hay ningún otro país al que le hayan afectado tanto los problemas en Siria como Turquía. En Turquía hay dos millones de refugiados sirios en los que hasta ahora hemos gastado 8 000 millones de dólares", dijo.

Recordó que hoy en Belgrado, en el marco de la conferencia ministerial de la OSCE, se reúnen los responsables de Exteriores de ambos países.

El presidente ruso, Vladimir Putin, volvió a cargar hoy contra Turquía y sus líderes, a quienes acusó de "llenarse los bolsillos con el crudo robado" en Siria e Iraq por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Aseguró que Rusia no olvidará el derribo del Su-24 por Turquía, que calificó de "crimen de guerra", aunque consideró que Moscú no recurrirá a las armas para responder a Ankara.

"Que no esperen una reacción nerviosa e histérica, peligrosa para nosotros mismos y para el resto del mundo", dijo.

Aunque advirtió de que la respuesta rusa no se limitará a la prohibición de determinadas frutas y verduras, y a la suspensión de los vuelos chárter.

"Si alguien piensa que cometer un crimen de guerra y asesinar a nuestra gente le costará unos tomates, se equivoca. Les volveremos a recordar lo que han hecho y aún lo lamentarán más de una vez. Sabemos lo que debemos hacer", recalcó en su tradicional discurso sobre el estado de la nación en el Kremlin.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)