1 de febrero de 2016 22:28

Niños sirios trabajan ilegalmente en fábricas textiles en Turquía, según ONG

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP
Londres

Las cadenas de tiendas de ropa H&M y Next descubrieron que niños sirios trabajaban ilegalmente en fábricas de sus proveedores en Turquía, según reveló un estudio publicado este lunes por una ONG británica.

De acuerdo al informe de la ONG Business and Human Rights Resource Centre, que trabaja sobre todo en cuanto a la responsabilidad de las empresas en asuntos vinculados a los derechos humanos, las dos mencionadas se encuentran entre las muy raras que han intervenido tras descubrir la presencia de niños sirios trabajando, en este caso en tres fábricas de sus proveedores turcos (dos de Next y una de H&M) .

Pero, la ONG denuncia que para otras grandes marcas de vestimenta, “los trabajadores refugiados parecen invisibles y lejanos a sus preocupaciones”.

“Pocas de las grandes marcas de ropa toman las medidas necesarias para proteger a los refugiados (explotados) en sus cadenas de producción”, señala el informe.

La ONG interrogó a 28 marcas y solamente obtuvo respuestas completas de 10 de ellas. En total, cuatro marcas indicaron haber detectado a refugiados trabajando clandestinamente en fábricas de sus proveedores en 2015.

Turquía acoge actualmente a más de 2,2 millones de sirios que han huido del grave conflicto que azota desde 2011 a su país.

Unos 250 000 de estos refugiados están en campos cercanos a la frontera turco-siria, pero la gran mayoría se ha instalado en las más importantes ciudades del país. En éstas viven en condiciones muy precarias, marcadas por la mendicidad y el trabajo “al negro”, dos cosas que provocan regularmente tensiones con las poblaciones locales.

Según este informe, entre 250 000 y 400 000 refugiados sirios trabajan ilegalmente en Turquía, lo que hace de ellos un objetivo fácil para los traficantes de humanos.

La ONG ha llamado a las marcas de ropa a apoyarse más en los sindicatos locales y en las ONG que trabajan con los refugiados para abocarse a la solución de este problema. Se trata de “un 'test' crucial en cuanto a sus preocupaciones en materia de derechos humanos”, dijo a la AFP su director, Phil Bloomer.

Después de mediados de enero, en virtud de la nueva legislación turca, los migrantes sirios pueden obtener un permiso de trabajo seis meses después de haber logrado el estatuto temporal como refugiados, acordado por los servicios de inmigración.

Más de 10 000 niños migrantes no acompañados han desaparecido en Europa entre los últimos 18 y 24 meses, afirmó el domingo la agencia de coordinación policial Europol, que teme que muchos de éstos estén siendo explotados, sobre todo sexualemente, por el crimen organizado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)