27 de abril de 2015 11:46

Los turnos para esterilizar a las mascotas se agotan en la madrugada

La fila de usuarios del barrio 23 de Mayo, en Chillogallo, daba la vuelta a la cuadra en la casa comunal a las 07:00 de este lunes 27 de abril del 2015. Foto: Betty Beltrán/ EL COMERCIO.

La fila de usuarios del barrio 23 de Mayo, en Chillogallo, daba la vuelta a la cuadra en la casa comunal a las 07:00 de este lunes 27 de abril del 2015. Foto: Betty Beltrán/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 9
Betty Beltrán

La demanda de cupos para esterilizar gratuitamente a las mascotas rebasó las expectativas en los barrios del sur de Quito. La fila de usuarios del barrio 23 de Mayo, en Chillogallo, daba la vuelta a la cuadra en la casa comunal a las 07:00 de este lunes 27 de abril del 2015.

Para protegerse del frío de la mañana, unas horas antes, los madrugadores pudieron ingresar a la habitación de sesiones de la casa barrial. Allí, en sillas de plástico, esperaron la hora de la entrega del cupo. Los vecinos, cubiertos con cobijas, tenían en su regazo a sus mascotas (perros o gatos).

A las 07:30 ya no había ni un solo cupo. Los 50 disponibles para este día fueron entregados de inmediato. De allí que algunos vecinos que habían llegado a las 04:30 regresaron molestos a sus casas, por no haber logrado un lugar en la lista de las esterilizaciones de hoy, 27 de abril del 2015.

Ángel Jiménez, vecino del barrio Bellavista del Sur, consiguió el puesto número uno. Él cuenta que llegó a la puerta de la casa comunal a las 03:00. Su perra se llama Luqui y tiene 11 meses de edad.

Madrugó para alcanzar un buen puesto, "la semana pasada estuve en el barrio La Paulina y no logré esterilizar a mi mascota, pues llegué a las 05:00. Hoy si me curé en salud y preferí madrugar", contó mientras esperaba la hora de las cirugías, pactada para las 08:00.

El segundo puesto lo alcanzó Paulina Catota, del barrio Primicias de la Cultura de Quito. La mujer madrugó a las 03:30 junto a su perro de nombre Germán (de tres años). Lo quiere esterilizar porque "esta muy bravo y con la esterilización se tranquilizará".

Indicó que hace dos semanas intenta esterilizar a su mascota, pero no lo logra, pues "los cupos se van como agua, pese a que la gente madruga. Yo llegué a las 04:00 y tuve el puesto 57; o sea, por siete puestos me quedé".

Catota sostuvo que algunos cupos se están vendiendo, pues "la gente madruga y solo a unos 20 que están en la cola se les entrega el cupo. Eso no puede ser".

Por eso, Catota pidió que haya mejor organización al momento de entregar los cupos.

El mismo pedido lo realizó Carmen Ochoa; la mujer llegó a las 03:30 y consiguió el puesto tres para esterilizar a su gata de nombre Mishu.

La mujer insistió que se debe tener mayor transparencia en la entrega de cupos. Y, agregó, que si hay mucha demanda hay que dar prioridad a las mascotas hembras.

Ochoa recordó que, actualmente, no puede dejar a su gata sin esterilizarle, pues ya ha tenido tres partos y a los gatitos los solía dejar en un local de un centro comercial para que la gente los adopte. Sin embargo, hoy ya no se puede hacer eso y para no llenarse de gatos en la casa, prefiere esterilizar a su gata.

Y esa es la decisión más acertada, según José Luis Maldonado, doctor veterinario de la Secretaría de Salud del Municipio de Quito. También confirmó la gran desdeñada de esta campaña que, la próxima semana y durante todo el mes de mayo, se extenderá a la Administración Zonal Eloy Alfaro, también en el sur de la capital.

Esta semana, el equipo médico-veterinario de Urbanimal de la Secretaría de Salud concluye la campaña de esterilización gratuita de mascotas en los barrios de la Administración Zonal Quitumbe.

La fila de usuarios del barrio 23 de Mayo, en Chillogallo, daba la vuelta a la cuadra en la casa comunal a las 07:00 de este lunes 27 de abril del 2015. Foto: Betty Beltrán/ EL COMERCIO.

Mañana,  28 de abril del 2015, se entregarán los 50 turnos planificados diariamente a las 07:30 a los vecinos que habitan en el barrio Sureños de Corazón. Mientras que el miércoles el turno será para La Esperanza y, el jueves, para el barrio Hermandad.

El doctor Maldonado señaló que los dueños de mascotas de otros sectores de la ciudad que están preocupados por esterilizar a sus mascotas deben comunicarse con Urbanimal, ubicado en el barrio Semillas en Calderón, para programar futuras cirugías.

También pueden hacerlo mediante mensajes al correo electrónico urbanimal.quito@gmail.com, a la cuenta de Facebook o llamando al teléfono 2825393 de Urbanimal, con el fin de programar las cirugías.

Las cirugías, señaló el especialista, duran entre 10 y 15 minutos, dependiendo del paciente.

A las 08:00 comenzó, según el turno, el registro de las mascotas. Primero se verificó el peso y luego, el dueño del animal, se dedicó a llenar un formulario.

Minutos después, a las 08:25, arrancaron las cirugías. Tras ese procedimiento, indicó el especialista, la mascota va a un área de post-operatorio, allí pueden haber pacientes que se recuperen en 10 minutos o en una hora. Todo depende de la mascota.

Las recomendaciones

Es importante recordar a los dueños de las mascotas las siguientes indicaciones:

- La mascota debe estar en ayunas. Esto es 8 horas sin comer, ni beber.
- Los gatos deben ser llevados en una canastilla, caja o cartón adecuado.
- Los perros deben asistir, con su collar y correa, en compañía de una persona adulta.
- Llevar una cobija para abrigarlos después de la esterilización a perros y gatos.
- Llevar una funda para recoger las heces de su mascota.
- No se debe esterilizar a mascotas que tengan obesidad o sobrepeso.
- No se esterilizará a mascotas enfermas tampoco a mascotas preñadas.
- Las mascotas pueden esterilizarse a partir del tercer mes de nacido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (0)