16 de abril de 2017 00:00

Los turistas viajaron más a Esmeraldas, Manabí y Baños

Atacames recibió, desde el viernes, a turistas que en su mayoría llegaron de la Sierra. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

Atacames recibió, desde el viernes, a turistas que en su mayoría llegaron de la Sierra. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 1
Varias redacciones (I) 
[email protected]

Los principales balnearios del país registraron pocos visitantes durante los dos primeros días del feriado de Semana Santa. Según los hoteleros, hasta este sábado, 15 de abril, no se cumplían todas las expectativas.

Las playas de Esmeraldas que más turistas recibieron fueron Mompiche (cantón Muisne) y Atacames. Hasta el sábado, apenas el 60% de la capacidad de alojamiento de este último cantón había sido ocupado. Mientras que en Mompiche se calculaba un 90%, según la Cámara Provincial de Turismo. “Este feriado ha sido mucho menor que el de Carnaval”, dijo la presidenta de la Cámara de Turismo de Atacames, Sara Moyano.

En Las Peñas, playa de Esmeraldas, un 40% de la hotelería fue ocupada por turistas. La afluencia fue menor en los balnearios de Same y en Tonsupa se calculó el arribo de cerca de 1 000 personas, según Carlos Acosta, presidente de la Cámara Provincial de Turismo.

“Creíamos que había muchas lluvias en Esmeraldas como en otras provincias de la Costa, pero de todas maneras vinimos a recrearnos”, dijo Marco Martínez, de Quito.

Para este feriado no se organizaron actividades en las playas esmeraldeñas, porque las autoridades programan una agenda para la temporada vacacional de la Sierra y para el avistamiento de ballenas.

Acosta opinó que las protestas por los resultados electorales, en Quito y otras ciudades, pudieron incidir en la menor cantidad de viajes hacia la ‘Provincia Verde’.

Los feriados de Semana Santa han convocado en otros años hasta 35 000 turistas en Esmeraldas, quienes han copado la capacidad hotelera del cantón Atacames (para unas 40 0000 personas).

En Manabí, las autoridades y el sector hotelero calificaban a este tiempo de asueto -hasta ayer- como positivo, aunque las lluvias e inundaciones de la última semana cambiaron la programación de varias actividades previstas.

Manta promocionó sus playas y la práctica de deportes acuáticos. “Si bien el comportamiento del turista no implica quedarse todos los días, hemos alcanzado una ocupación del 75%”, indicó Gonzalo
Mejía
, director de Cámara de Turismo Manta.

Mientras que en Guayas y Santa Elena calificaron de regular la concurrencia de turistas en los balnearios de General Villamil Playas y Salinas. “La asistencia en Semana Santa viene en declive desde el 2014, Carnaval y fin de año tienen sus variaciones, pero por lo general mantienen un alto promedio de ocupación”, señaló Alberto Ordóñez, presidente de la Cámara de Turismo de Santa Elena.

Las respectivas cámaras de Turismo de Guayas y Santa Elena calcularon una ocupación hotelera de un 60%, en lo que va del feriado. “Hubo muy poca concurrencia en el primer día en Playas, pero siendo un feriado familiar esperamos una mayor presencia en la segunda jornada”, dijo Esperanza López, presidenta de la Cámara del Guayas.

Los guayaquileños que prefirieron quedarse en su ciudad aprovecharon para recorrer en familia lugares turísticos y degustar de la tradicional fanesca en varios restaurantes.

Los turistas fueron a la Sierra Centro y el Austro

En Azuay, el movimiento de turistas locales y nacionales se evidenció en los cantones de Gualaceo, Paute y Sigsig.

Los visitantes disfrutaron de la gastronomía y de los sitios acogedores. Sus autoridades tomaron precauciones en las orillas de los ríos por el incremento del caudal.

Mientras en Cuenca, el público acudió a las ferias que se organizan cada año por las fiestas de fundación la capital azuaya. Los diferentes programas religiosos del viacrucis, organizados en los sectores de Turi, Moñay, San Pedro del Cebollar, entre otros, tuvieron gran acogida de creyentes.

También hubo concurrencia en los balnearios de Baños, en el sur de Cuenca, famosos por sus aguas termales.

Pero según el sector hotelero, las constantes lluvias registradas en Azuay no han permitido disfrutar al máximo el feriado. Esto debido a la caída de piedras y a los deslizamientos en las vías de acceso.

En Baños de Agua Santa, en Tungurahua, los hoteleros y comerciantes afirman que las 8 300 plazas de alojamiento sí se llenaron al menos durante el Viernes Santo. Según la Cámara de Turismo de Baños, para el fin de semana la ocupación bajó al 50%.

Las actividades religiosas y deportes de aventura atrajeron a los visitantes. Aunque Martin Dillon, presidente de la Cámara local de Turismo, comentó que en este feriado hubo menos turistas que en los anteriores.

Un informe emitido por el Departamento de Turismo de Baños de Agua Santa detalló que al menos 30 000 personas llegaron en los dos primeros días del feriado. Patricia Mazón, jefe de Marketing de Turismo del Municipio, explicó que este feriado es uno de los que más convocan a feligreses de todo el país a visitar a la Virgen de Agua Santa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)