29 de febrero de 2016 15:02

Turistas extranjeros cuentan las medidas que adoptan para evitar robos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 24
Redacción Seguridad

Los viajeros empezaron su rutina temprano en Quito. Muchos decidieron visitar zonas de la ciudad como el Centro Histórico o la Mitad del Mundo. Otros prefirieron ir de compras.

La noticia de las jóvenes argentinas que fueron halladas muertas este fin de semana en Montañita no alteró sus actividades turísticas.

Natan Moza arribó al país desde Brasil hace dos meses. En ese tiempo ha recorrido la mayor parte de la costa ecuatoriana tocando música para reunir dinero para comida y hospedaje Él afirma que nunca ha tenido problemas a lo largo de su estadía.

El joven llegó a Ecuador vía terrestre y lo recorre como ‘mochilero’. Sin embargo, aclara, evita subir en autos de extraños y transitar por lugares que estén lejos de las poblaciones que visita. Tampoco acepta licor o comida de gente que no conoce.

A Natan lo acompaña Agustina, una joven argentina de 26 años. Ella estuvo en diciembre de 2015 en Montañita. Pero dice que no volvería a esa ciudad.

La muchacha recuerda que en la semana de Navidad, cinco personas fueron apuñaladas en la esquina del hotel donde se hospedaba.

Pero no es el único inconveniente que ella recuerda de esa ciudad. Según Agustina, el problema principal es la cantidad de droga que se encuentra en esa zona, pues hace que la inseguridad se agrave todavía más.

Sebastián Lerena
también viene de Argentina. Él lleva un mes en el país junto a su primo Tomás Fernández. Los jóvenes han visitado seis ciudades de Ecuador, incluida Montañita.

En este lugar permanecieron por 10 días durante principios de febrero de 2016. Ninguno piensa en esa zona como en un punto inseguro.

La noticia de sus compatriotas la vieron por televisión, pero admiten que no cambiarán sus planes de viaje. Para ambos “este es un caso que le puede ocurrir a cualquier persona en cualquier país.”

Los dos también toman medidas para su seguridad. No andan con objetos de valor ni su equipaje mientras camina por la calle. También evitan los lugares desolados y prefieren andar en grupos grandes.

Jacob Carrol y su esposa Edith llevan cinco días en Quito. La pareja estadounidense tiene planificado visitar la provincia de Imbabura durante esta semana y luego viajar a la playa.
Ninguno ha oído nada sobre las jóvenes asesinadas. Sin embargo saben que deben tomar precauciones.

No transitan hasta altas horas de la noche por las calles y evitan cargar con objetos de valor todo el tiempo. También evitan ingerir demasiado alcohol para poder estar atentos ante cualquier percance.

Aunque saben que están expuestos a la inseguridad, explican que eso es algo que está presente en todos los países y que su viaje lo continuarán normalmente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)