3 de abril de 2015 21:08

El turismo religioso se consolida en Quito

La procesión de Jesús del Gran Poder se desarrolla desde hace 54 años. Desde los balcones y hoteles del Centro Histórico, turistas miraron la ceremonia. Foto: Vicente Costales / El comercio

La procesión de Jesús del Gran Poder se desarrolla desde hace 54 años. Desde los balcones y hoteles del Centro Histórico, turistas miraron la ceremonia. Foto: Vicente Costales / El comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 7
Evelyn Jácome

No vinieron a poner un pie en el hemisferio norte y otro en el sur. Tampoco a conocer a la Virgen del Panecillo ni La Mariscal. Llegaron atraídos por el quiteño y la cruz. Por la ritualidad de la Procesión de Jesús del Gran Poder.

En la esquina de las calles García Moreno y Sucre, haciendo una especie de arco de honor a la procesión que se inició a las 12:20, se encontraban cerca de 21 extranjeros. Alana Hambrinthon capturó con su cámara cada detalle: las enormes cadenas enrolladas en los pies de los participantes, las cruces hechas con cactus que se clavaban en las espaldas de otros, y los enormes troncos amarrados a los hombros desnudos. La mujer llegó el jueves, desde Canadá, solo para ver el evento. A ratos se llevaba la mano a la boca debido al asombro, o fruncía el ceño. No habla español y aseguró jamás haber visto algo similar en ninguna parte del mundo.

Es el ‘turismo religioso’. Luz Elena Coloma, gerenta de Quito Turismo, asegura que la Semana Santa es el feriado en el que más gente visita esta ciudad, junto con las Fiestas de Quito.
Coloma explica que es complicado conocer el número exacto de turistas que arriban en estas fechas, pues en el caso de turismo nacional -que es el más fuerte- la gente no se hospeda en hoteles.

El 74% de las personas que realiza turismo interno en feriados se aloja en casas de amigos o familiares, según el INEC. Además hay aquellos que prefieren ir y volver el mismo día. Una forma de cuantificar el número de turistas es mediante los servicios hoteleros. En el feriado de Semana Santa de 2014, los hoteles vendieron el número más alto de habitaciones en los últimos ocho años: 30 091, es decir, 1 786 más que en el 2013.

Katy Borja, Samantha Smith y Terry Slimber llegaron a la capital solo con sus mochilas. Están hospedados en una pensión junto a la Plaza de San Francisco por la que pagan USD 20 la noche. Hoteles como el Plaza Grande, el Casa Victoria, tenían las habitaciones llenas desde ayer.

Entre el 14 y 20 de abril del año pasado arribaron a Quito 36 561 turistas, 5 729 más que en igual período de 2013, es decir un 18,6% más. Así, ese feriado se ubicó en el nivel histórico más alto desde el 2007. De ese total, 22 816 fueron residentes, lo que evidencia que el turismo interno es el que más se mueve en estas fechas. La llegada de extranjeros alcanzó un 37,6 %.

La visita de estas personas representa un mejoramiento en los negocios relacionados con el turismo. Los restaurantes, por ejemplo, se saturan, especialmente de gente que llega de Argentina, Estados Unidos, España y China. Así lo asegura Mariana Flores, administradora del local La casa del viajero. Dice que en estas fechas, las ventas se duplican.

Buena parte de los extranjeros se ubicaron en los balcones de los hoteles y hostales que bordean la ruta de la procesión. Juan Ludén viajó de España específicamente para presenciar el evento. Es fotógrafo profesional y desde las 07:00 hasta las 12:45 había hecho 200 tomas. Asegura jamás haber visto tanta devoción de la gente. Lo dice por las personas que hacen el recorrido de rodillas, por las que caminan descalzas sobre el pavimento ardiente, por las que se latigan mientras cantan, por las que cargan cruces, por las que tienen heridas que sangran por la espalda…

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)