23 de March de 2010 00:00

En los túneles se abrió el carril norte-sur

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Quito
quito@elcomercio.com

Ayer, comenzó la segunda etapa de rehabilitación de los túneles de San Diego, San Roque y San Juan. El carril que va de  norte  a sur quedó habilitado en doble sentido para la circulación de los buses y el transporte escolar.

Luego de 37 días,  el Municipio y las empresas contratistas a cargo de la obra terminaron la repavimentación de 2,6 km del carril occidental de la av. Mariscal Sucre, la colocación de porcelanato en el interior de los viaductos, la instalación del cableado para el sistema de ventilación y la instalación de un sistema de fibra óptica que regulará el funcionamiento de luminarias y 36 ventiladores que están en etapa de prueba.
 


La  construcción
En el corredor norte-sur   se colocaron 10 000 metros cuadrados de hormigón y 7 588 metros cuadrados de pavimento en el interior de los túneles.
Esta semana  se prevé la instalación de las cámaras de seguridad. Un sistema de fibra óptica controla la iluminación y los ventiladores según los niveles de contaminación en los túneles. 
La edificación  de las paradas  en El Tejar, San Roque y San Diego son parte de las 19 paradas  del  corredor Sur Occidental.

Al circular por el carril rehabilitado, el conductor de la unidad nro. 70 de la cooperativa Disutransa, Luis Gallardo, constató la diferencia en la iluminación y la calidad de la vía. “El carro ya no se maltrata tanto”. El polvo y el calor que se sintieron en los primeros días de trabajo también se redujo en el interior de los viaductos.

No obstante, los pasajeros aún experimentan dificultades para subir y bajar de los buses en las paradas de San Roque y El Tejar. La mañana de ayer, Rafael Fonseca esperaba el bus detrás de las mallas del parterre, frente al mercado de San Roque. Para subir al bus, Fonseca  tuvo que abrirse paso entre la gente que se amontonaba en un tramo de la acera. “Los problemas se pasaron al otro lado de la vía”, comentó Blanca Salazar. Ayer, la comerciante de jugos tuvo que instalarse cerca del parterre para mantener la venta.
 
En ese sector, el policía Ramiro Jorge regulaba el cruce de los peatones y apuraba a los choferes que se demoraban más de lo necesario en dejar y recoger pasajeros.

Jorge dijo que con el cambio de circulación se generó un punto de congestión frente al mercado de San Roque, “porque hay una parte de la vía que es muy estrecha y los conductores deben circular despacio y con precaución”.
  
La Dirección Nacional de Tránsito informó que el personal operativo continúa vigilando el acceso exclusivo de buses y transporte escolar y regulando la circulación de peatones en las paradas.
 
Los contraflujos y vías alternas también se mantienen inalterables. Empero, la Policía explicó que durante la última semana se registró un incremento del flujo vehicular y congestión en el ingreso a la ciudad por la autopista General Rumiñahui, en el Trébol y la av. Simón Bolívar.

Este incremento fue evaluado ayer por el personal técnico de la Policía de Tránsito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)