25 de marzo de 2017 12:29

Tulipe está de aniversario

El Centro Arqueológico Tulipe atenderá este fin de semana de forma gratuita, por su aniversario. Foto: Betty Beltrán / EL COMERCIO

El Centro Arqueológico Tulipe atenderá este fin de semana de forma gratuita, por su aniversario. Foto: Betty Beltrán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Betty Beltrán
(I)

Son 10 años de fundación y para celebrarlo, el Centro Arqueológico Tulipe abre sus puertas, este fin de semana, de forma gratuita para todos quienes deseen conocerlo; lo pueden hacer hasta mañana, domingo 26 de marzo del 2017.

Este sitio, ubicado a 70 kilómetros al norroriente de Quito, guarda la historia del pueblo yumbo. Cuenta con varias salas de exhibición y piscinas ceremoniales.

Fernando Arteaga, coordinador de sitios arqueológicos del Municipio de Quito, indica que siempre se realizan eventos especiales de vinculación con la comunidad. Actualmente cuentan con talleres temáticos y recorridos mediados. Su creación data desde el 24 de marzo del 2007, en la administración municipal de Paco Moncayo.

En los años 70, el Banco Central realizó excavaciones preliminares en Tulipe y encontró los vestigios de las piscinas ceremoniales, pero el Municipio las restauró y las puso en valor. Luego instaló el museo de sitio para compartir un encuentro con el pasado prehispánico, con la arqueología y con la calidez de la gente del lugar.

El Centro Arqueológico Tulipe atenderá este fin de semana de forma gratuita, por su aniversario. Foto: Betty Beltrán / EL COMERCIO

Foto: Betty Beltrán / EL COMERCIO

El objetivo de estos 10 años de trabajo ha ido más allá, dice Arteaga, con el fortalecimiento de la identidad y los procesos culturales del pueblo de los Yumbos y de los quiteños también.

Recorrer todo el lugar demora entre 60 y 90 minutos. Y no solo encontrará evidencia arqueológica sino también flora y fauna. Los guías, nativos de la zona, le explicaran los secretos de este lugar con historia, que aún guarda tolas, culuncos, petroglifos y cementerios.

Está en el corazón del barrio Tulipe, el cual pertenece a la parroquia Nanegalito. Cuenta con dos lugares para hospedarse y varios restaurantes.

El museo ha fortalecido los procesos comunitarios y también pequeños emprendimientos (desde vinos de borojó hasta bisutería), además ha mejorad las instalaciones del sector. No en vano, en estos 10 años de vida, ha ganado dos premios internacionales: Gubbio y Reina Sofía en la categoría de patrimonio tangible.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)