18 de enero de 2016 00:00

Los tsáchilas requieren obras en siete comunas

En la comuna Los Naranjos, los tsáchilas se dedican en su mayoría a la agricultura y al turismo. Foto: Juan Carlos Pérez / EL COMERCIO

En la comuna Los Naranjos, los tsáchilas se dedican en su mayoría a la agricultura y al turismo. Foto: Juan Carlos Pérez / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
María Victoria Espinosa
mespinosa@elcomercio.com
(F - Contenido Intercultural)

El impulso a la agroproducción y al turismo es uno de los anhelos que los tsáchilas plasmaron en su Plan de Vida. Este es un proyecto en el que se recopilan las problemáticas de las siete comunas y las posibles soluciones.

Según Javier Aguavil, el plan recopila otros temas, como educación, salud, turismo... El proyecto empezó a realizarse desde hace cinco años y desde el 2014 se difunde en las comunidades.

Sin embargo, Nadia Aguavil, de la comuna Colorados del Búa, aún no conoce sobre el plan de vida, pero sí de las necesidades de su comuna. “La luminaria no se ha colocado en toda la vía. Hay tramos oscuros y para movilizarnos en la noche es un problema”, señaló.

Fernando Calazacón, de la comuna El Poste, en cambio, aseguró que el Plan de Vida solo puede cumplirse si las autoridades hacen obras en todos los sectores. “También somos una zona rural y necesitamos vías para trasladar nuestros productos”, dijo. 

Según la Prefectura de Santo Domingo de los Tsáchilas, en los últimos años se han intervenido las carreteras de las comunas, como la calzada hacia El Cóngoma. Este año se construirá la vía Chigüilpe -Tolón Pelé. Ahí se mejorará el asfalto en un tramo de 1,27 kilómetros. Tendrá un ancho de 7,5 metros, cunetas y una capa de rodadura de 2 pulgadas de hormigón asfáltico y la señalética adecuada.

También se construirá un nuevo puente de dos carriles sobre el río Tolón Pelé, de 25 metros de largo por 9,20 m de ancho, con losa de hormigón armado y una capa asfáltica. La inversión para esta obra es de USD 953 443,71.

Pero Roberto Aranzona asegura que también se ofreció comprar maquinaria para intervenir los caminos por donde se trasladan productos, como el plátano, desde los cultivos, y que están en mal estado. El prefecto Geovanny Benítez afirmó que se tenía planificado adquirirla en el exterior, pero que el trámite no se ejecutó porque al instalarse las salvaguardias, en marzo del 2015, se debía pagar hasta el 40% más del valor real.

El proyecto de la Prefectura para adquirir maquinaria es de USD 3 millones. Pero el Prefecto aseguró que lo revisará y que se comprarán los equipos que sean más útiles para atender los pedidos de los moradores de la zona rural.

Además, Nadia Aguavil asegura que hace falta un mercado en el que los tsáchilas comercialicen sus productos y no los vendan a intermediarios. Un proyecto parecido se realizó hace dos años, en la zona urbana, pero debió cerrarse porque los tsáchilas no podían trasladar su productos del campo a la ciudad.

Javier Aguavil asegura que este año se acabará de promocionar el Plan de Vida y que se empezarán a pedir obras. Para cumplir el proyecto se necesitarían al menos USD 80 millones. Estos se gestionarán a través del Municipio, la Prefectura y el Estado.

DATOS

Poblado
Son 2 200 tsáchilas

Economía
Se dedicanal turismo, al chamanismo y a la ­agricultura.

Escuelas
Hay 11 escuelas interculturales con 56 maestros.

Idioma
Hablan el tsa’fiki y el español.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)