21 de mayo de 2017 09:11

Trump exhorta a los dirigentes musulmanes a luchar contra el 'extremismo'

En su segundo día de visita a Arabia Saudita, Donald Trump se reunió  con el presidente egipcio, Abdel Fatah Al Sisi. Foto: AFP

En su segundo día de visita a Arabia Saudita, Donald Trump se reunió con el presidente egipcio, Abdel Fatah Al Sisi. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

El presidente estadounidense Donald Trump lanzará este domingo 21 de mayo del 2017 en Riad un llamado a los dirigentes musulmanes a luchar contra el “extremismo islamista”, en un discurso sobre el islam muy esperado en todo el mundo.

Según los extractos del discurso difundidos por la Casa Blanca, en el segundo día de su visita a Arabia Saudita el presidente estadounidense debe insistir en la necesidad de que los países de Oriente Medio y del Golfo desempeñen un rol más activo contra el terrorismo.

“No es una batalla entre diferentes religiones” o “diferentes civilizaciones”, afirmará Trump según esos extractos. “Es una batalla entre criminales bárbaros que intentan destruir la vida humana y gente de bien de todas las religiones que buscan protegerla. Es una batalla entre el bien y el mal”, asegura.

En este muy esperado discurso, que será pronunciado ante unos 30 dirigentes musulmanes en la capital saudí, Trump los exhorta a “hacer frente a la crisis del extremismo islamista”.

La expresión es notablemente diferente del “terrorismo islámico radical”, que usaba Trump habitualmente durante su campaña electoral, y que provocaba recelo en el mundo musulmán.

“Los líderes religiosos deben decirlo con gran claridad: la barbarie no aportará ninguna gloria (...) Si eligen la vía del terrorismo, su vida estará vacía, su vida será breve”, añade según el texto divulgado.

“No estamos aquí para dar lecciones, no estamos aquí para decir a los demás cómo vivir (...) Estamos aquí para ofrecer una alianza basada en nuestros intereses comunes, y en nuestros valores comunes”, agrega.

Según estos extractos, el presidente republicano se alejaría de la dura retórica empleada durante su campaña electoral, acusada de islamofobia.

Frente a Irán

Queda por ver si, como ocurre a menudo, el presidente Trump se apartará del texto y se lanzará a improvisar durante su discurso.

En este intervención, Trump podría también aprovechar para endurecer el tono ante Irán, para gran placer de Arabia Saudita y de las monarquías sunitas del Golfo, que temen la creciente influencia de su gran rival chiita.

En su segundo día de visita a Arabia Saudita, Trump se reunió previamente este domingo con el presidente egipcio, Abdel Fatah Al Sisi y anunció que pronto viajará a Egipto, uno de los más firmes aliados de Estados Unidos.

El presidente estaodunidense se reunió asimismo en la capital saudí con los líderes de los seis países del Consejo de cooperación del Golfo (CCG): Arabia Saudí, Baréin, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Omán y Catar.

El sábado, su primera jornada en Riad estuvo centrada en los anuncios de los megacontratos por más de 380 000 millones de dólares, incluidos 110 000 millones en ventas de armas a los saudíes para hacer frente a las “amenazas” de Irán.

La de Riad podría ser la etapa más tranquila del largo viaje del nuevo inquilino de la Casa Blanca, que terminará en Europa.

Su periplo lo llevará desde el lunes a Israel, a los Territorios palestinos, al Vaticano, a Bruselas y a Sicilia, para las cumbres de la OTAN y del G7, donde los aliados europeos de Washington esperan obtener compromisos claros.

Se trata de una agenda cargada, sobre la que planea la sombra de la investigación en cuanto los supuestos vínculos entre el equipo de campaña electoral de Trump y Rusia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)