27 de junio de 2017 19:42

Tribunal de EE.UU. detiene deportaciones de ciudadanos iraquíes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

Un juez estadounidense detuvo las deportaciones de todos los ciudadanos iraquíes -algunas de las cuales estaban programadas para este martes 27 de junio del 2017- con el argumento de que podían ser torturados o asesinados si retornaban a su país.

El juez federal Mark Goldsmith hizo extensivo este lunes a todo el país una orden precedente que concernía mayormente a cristianos caldeos, que fueron detenidos en operaciones anti-inmigrantes en el estado de Michigan, alarmando a la comunidad iraquí local.

El juez dijo que su última orden detiene temporalmente los procedimientos de deportación contra unas 1 444 personas en Tennessee y Nuevo Mexico, 85 de las cuales iban a ser deportadas este martes.

La resolución del juez tiene lugar cuando el gobierno se prepara para bloquear el ingreso a Estados Unidos de ciudadanos de seis países predominantemente musulmanes, después de que la Corte Suprema autorizara la entrada en vigor transitoria y parcial del controvertido decreto migratorio del presidente Donald Trump.

El fallo del máximo tribunal no es definitivo, pues debe pasar por una nueva audiencia.

Washington y Bagdad acordaron en marzo el retiro de Iraq de la primera lista de países de mayoría musulmana cuyos ciudadanos se prohibía ingresar a a Estados Unidos, a cambio de que el gobierno iraquí se comprometiera a recibir a migrantes deportados.

Más de 100 ciudadanos de Iraq con antecedentes criminales fueron arrestados en el área Detroit a principios de mes y están a la espera de ser deportados a su país que tiene una historia de hostilidad religiosa.

“La comunidad ha sido sorprendida”, dijo a la AFP Nathan Kalasho, miembro de la comunidad caldeo cristiana iraquí, en el área de Detroit.

“No habíamos enfrentado una crisis como esta en Estados Unidos desde hace varios años”, agregó Kalasho, que trata de articular un esfuerzo legal junto con la Unión estadounidense de Libertades civiles (ACLU por su sigla en inglés) contra la deportación.

El juez Goldsmith había otorgado la semana pasada una orden de restricción temporal para dar oportunidad a los inmigrantes iraquíes de demostrar que estarían en peligro si son enviados de regreso a su país.

Consultado por la AFP , el portavoz del ICE (agencia federal de inmigración), Khaalid Walls, dijo vía mail que “actualmente estudia la orden del juez para determinar los pasos apropiados a seguir”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)