12 de febrero de 2016 10:45

Posible tregua en Siria despierta esperanzas e interrogantes

Al término de intensas negociaciones, Estados Unidos, Rusia y otros 15 países llegaron a un acuerdo sobre un cese de hostilidades en Siria. Foto: EFE

Al término de intensas negociaciones, Estados Unidos, Rusia y otros 15 países llegaron a un acuerdo sobre un cese de hostilidades en Siria. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

El acuerdo sobre un cese de las hostilidades en Siria negociado por las grandes potencias se anuncia frágil, pero constituye una etapa indispensable para tratar de reactivar el proceso de paz en Ginebra, según varios actores clave.

Al término de intensas negociaciones, Estados Unidos, Rusia y otros 15 países llegaron a un acuerdo sobre un cese de hostilidades que, de concretarse, podría ser la primera etapa en el camino del fin de este conflicto que desde marzo del 2011 causó la muerte de más de 260 000 personas.

“Acordamos una suspensión de las hostilidades en todo el país en el plazo de una semana”, declaró el jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, al término de una reunión del Grupo Internacional de Apoyo a Siria (GIAS) en Múnich, sur de Alemania.

Los 17 países integrantes de ese grupo acordaron también intensificar en los próximos días la ayuda humanitaria hacia las ciudades asediadas por el régimen de Damasco, los rebeldes o el grupo Estado Islámico (EI), por vía terrestre o aérea.

Los occidentales consideran que Rusia, principal aliado del gobierno sirio en la ofensiva contra los rebeldes, debe mostrar ejemplo con la ejecución del acuerdo.

“Las palabras deben ser seguidas de hechos” y “Rusia tiene la principal responsabilidad” en ese dominio, declaró una portavoz del gobierno alemán, Christine Wirtz.

“Tenemos ahora la posibilidad de salvar el proceso de paz pero al mismo tiempo esperamos que el período hasta un alto el fuego no sea utilizado para intensificar los bombardeos”, agregó la portavoz alemana refiriéndose a los ataques de la aviación rusa en Alepo y su región.

Por su parte, un dirigente de la oposición declaró que un eventual cese de hostilidades dependerá de los grupos armados rebeldes en el terreno.

“El proyecto de un cese temporario de las hostilidades será examinado por las facciones rebeldes en el terreno”, declaró George Sabra, del Alto Comité de Negociaciones (ACN), órgano constituido por representantes de los principales partidos de la oposición y los grupos rebeldes.

La tregua acordada en Múnich excluye a los grupos yihadistas como el Estado Islámico (EI) y el Frente Al Nosra, rama siria de Al Qaeda, y por ende el bombardeo de esos grupos.

“Continuaremos combatiéndolos, al igual que la coalición dirigida por Estados Unidos”, destacó el ministro ruso de Relaciones Exteriores Serguei Lavrov.

El secretario general de la OTAN, jens Stoltenberg, insistió en que hasta el momento “Rusia ha bombardeado ante todo a los grupos opositores y no al EI”, lo que dificulta “los esfuerzos para una resolución negociada” del conflicto.

Los rusos califican de “terroristas” a grupos considerados por Estados Unidos como moderados.

La coalición dirigida por Estados Unidos lleva a cabo desde 2014 ataques aéreos contra el EI, sobre todo en el este del país.

Los rusos bombardean por su parte en todo el territorio, particularmente en el oeste del país, en apoyo directo al presidente Bashar al Asad.

Al Nosra está activo en Alepo y varios grupos tienen vínculos con esa organización. Es una luz verde para que los rusos sigan con sus acciones militares mientras simulan respetar el acuerdo”, anticipa Julien Barnes-Dacey, experto del European Council on Foreign Relations.

“Todos los esfuerzos son bienvenidos” pero hay que “evaluar en el terreno” la buena voluntad de Rusia, dijo por su parte Mazen Darwich, un defensor de los derechos humanos que estuvo tres años presos en Siria.

La declaración de Múnich “es un paso importante en el camino de una solución de la crisis siria”, declaró por su parte el ministro turco de Relaciones Exteriores, Mevlüt Cavusoglu.

Los 17 países del Grupo internacional de apoyo a Siria (ISSG) se reúnen este viernes en Ginebra para aplicar el aspecto humanitario del acuerdo de Múnich, indicó la ONU.

“El grupo humanitario se reunirá hoy (viernes) a las 16H00 (15:00 GMT) bajo la égida de la ONU” en Ginebra, declaró Khawla Mattar, portavoz del emisario de Naciones Unidas para Siria, Steffan de Mistura.

Las negociaciones de paz sobre Siria, suspendidas a principios de febrero a causa de una ofensiva del gobierno sirio y la aviación rusa contra los rebeldes, deben “ reanudarse lo antes posible”, dijo John Kerry.

Esas negociaciones deben llevarse a cabo “sin ultimátums ni precondiciones”, sostuvo por su parte Lavrov.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)