9 de January de 2010 00:00

El trasplante de riñón da nueva esperanza de vida a Estrella

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción  Guayaquil
guayaquil@elcomercio.com

Su rostro luce  agotado.  Apenas puede esbozar una ligera sonrisa, pero de inmediato se borra.  Fue una operación larga,  más de cuatro horas en el quirófano el   jueves 11. Ahora,  en el área de recuperación, el efecto de la anestesia va desapareciendo poco a poco.

Joffre Estrella se recupera de una cirugía que cambiará su vida. Está  en la cama 43 de  Cuidados Intensivos del Hospital Luis Vernaza, de la Junta de
Beneficencia de Guayaquil . “Doy gracias a Dios y a todas las  personas que me dieron  esta oportunidad de vida... recibir este  nuevo riñón”,  cuenta con voz entrecortada. 



Avances en cirugía 
La Unidad   de Trasplantes del Hospital Luis Vernaza se alista para otro tipo de cirugías como trasplante de corazón, hígado, huesos y córneas. 
Un trasplante   de riñón cuesta entre USD 20 000 y 25 000, solo la cirugía.  La recuperación, que incluye medicación, cuesta  USD
13 000 por año. Ese monto es asumido por el Ministerio de Salud. 
La operación de   ablación de órganos  (extracción) dura entre cuatro y cinco horas. 
Tras el trasplante   de riñón, se recomienda hacer exámenes de   control de urea  y creatinina.

Un  montón de  sondas se entrelazan  en  sus  manos.   Bajo la colcha que lo cubre del frío  oculta  las huellas que le dejó en sus brazos  la  hemodiálisis.  Fue un año de tratamiento que no solo afectó a su salud, sino   también lo alejó del campo, de su trabajo diario.  “Era agricultor en una   hacienda bananera de  Naranjal.  Ahora regresaré a mi oficio...   mi vida va a cambiar”, dice el hombre de 42 años.

En su habitación solo se escucha el sonido de los monitores que  marcan su pulso.  A través de la puerta de vidrio que lo separa del exterior, observa el ir y venir de los médicos, el paso acelerado de los camilleros que a cada minuto ingresan a nuevos pacientes en estado grave,  algunos en coma.

En ese  mismo piso, en una de esas camas,  fue atendido el joven que le dio su riñón. Tenía 23 años y un fuerte golpe en la cabeza le provocó muerte cerebral. 

En la sala de espera,  Íngrid Fuentes está atenta a los parlantes. Sentada,  espera escuchar el nombre de su esposo,  Joffre.   “Apenas lo veo unos pocos minutos, pero sé que está bien. Yo estoy muy agradecida  con los padres del joven que falleció, porque... saber que la desgracia de otra persona le haya salvado la vida a mi esposo... es algo que no tiene precio”.

Estrella  es uno de los cuatro pacientes que en menos de un mes se han beneficiado con trasplantes gratuitos. Esto como parte de un convenio entre el Ministerio de Salud y el Hospital Vernaza.

“Desde  septiembre   conseguimos  tres donantes cadavéricos que  salvaron   la vida de seis personas en el país”, dice Candela Cevallos, coordinadora de la Unidad de Transplantes del Vernaza.

Frente a la sala de chequeos del  hospital, Lorenzo Rivas, de 42 años, espera su turno. Una mascarilla oculta parte de su rostro.  Una cicatriz marca su brazo izquierdo. Durante dos  años, el hombre oriundo del cantón Balzar (Guayas) recibió hemodiálisis. “Era agotador, tres veces a la semana atado a una máquina... Pero hace dos recibí un nuevo riñón”. 
  



Noticia relacionada:
 No se motiva a donar órganos
 Un segundo trasplante de hígado tuvo éxito
 Ángela Viteri esperó 10 años para conseguir un hígado
 Ángela Viteri es la primera en recibir un hígado donado

La  nefróloga Noralma Mosquera, ex directora de Salud de Guayas, explica que en el país hay  3 600 pacientes con insuficiencia renal crónica,  que   reciben tratamiento en varios  centros  públicos.  “La terapia ideal para ellos  debe concluir con el trasplante. Por eso hay que    fomentar una cultural de donación de órganos”.

Testimonios

Yadira Bachón Villón /    17 años
‘Quiero terminar mis estudios...’

Todo estaba listo. Mi mamá me  iba a dar uno de sus riñones para darme una oportunidad. Nos hicimos exámenes y hasta la fecha de la operación estaba definida.

Pero el domingo 13 de diciembre  recibí una llamada. Un  joven  había fallecido y sus familiares decidieron donar sus  órganos.   Al día siguiente   me hice las pruebas y todo salió bien. Me puse muy alegre.

La   cirugía fue  el 21 de diciembre.  En la sala, junto con otra chica, recibimos un riñón cada una. 

Ahora me estoy recuperando. Gracias a Dios todo salió bien. Atrás quedó el tratamiento que seguí  por  un año y medio contra   la  insuficiencia renal crónica  que sufría desde los   15 años. 

Tuve que dejar el colegio.   Me tenían  que  hacer diálisis.    Pero eso no era suficiente, y vinieron las hemodiálisis. Me colocaron un catéter y después una fístula en el brazo izquierdo. Eran cuatro horas. Lunes, miércoles y viernes  pasaba conectada a una máquina, viendo la  sangre salir de mí. 

Ahora tengo 17 años y quiero retomar mis estudios. Quiero terminar el colegio y comenzar una carrera en la universidad. 

Marina García / 32 años
‘Ahora tengo metas para mi vida’

Hace cinco años me detectaron insuficiencia renal crónica. Así,  comencé un largo tratamiento. Al  inicio solo tomaba   medicinas,   pero no fue suficiente. Por 11 meses tuve  que hacerme diálisis peritoneal.

Para evitar que mi estado de salud se agravara, y para evitar   las  sesiones de  hemodiálisis,  un tratamiento largo y muy   doloroso, mi madre tomó la decisión de donarme uno de sus riñones. Pero una noche recibí la noticia... había un paciente cadavérico, un posible donante.

Al día siguiente me hice las pruebas de compatibilidad y todo salió bien.  El 21 de diciembre estaba en el Hospital Luis Vernaza,  lista para la cirugía.  Me colocaron el riñón izquierdo.

Ahora me estoy recuperando y me siento  bien. Tengo que usar   mascarilla, tener una dieta estricta,  cuidar de mi aseo   y acudir a los   controles  semanales. Pero todo este trajín  vale la pena.

Mis padres, mis hermanos, mi esposo, mis amigos... todos me apoyaron. Eso me dio fuerzas para seguir.  Ahora tengo nuevas    metas y  planes para mi  vida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)