9 de enero de 2017 00:00

Traspaso de las acciones de Odebrecht por el Metro de Quito está definido

La estación de San Francisco es una de las obras que deberá concluir el nuevo consorcio que se conformará. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

La estación de San Francisco es una de las obras que deberá concluir el nuevo consorcio que se conformará. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 21
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 23
Mayra Pacheco

El plan que permitirá hacer el traspaso de los derechos y acciones que tiene Odebrecht en la construcción de la fase dos del Metro (un túnel y 13 estaciones), en favor de Acciona y sus filiales, está definido.

Una vez que la Empresa Metro de Quito cuente con la no objeción (aprobación) de los organismos multilaterales que financian esta obra: Corporación Andina de Fomento (CAF), Banco Mundial (BM), Banco Europeo de Inversiones (BEI) y Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la construcción del túnel de 22,6 kilómetros y 13 estaciones del Metro no estará en manos de la brasileña Odebrecht.

Ante su salida, el consorcio Acciona-Odebrecht, encargado de la construcción de la fase dos del Metro, se reestructurará. “La reconformación del consorcio es un proceso que se está llevando a cabo meticulosamente”, mencionó el alcalde Mauricio Rodas.

En este proceso se establece que la participación total de esta obra será asumida por la empresa española Acciona Infraestructuras, en el 99%; Acciona Infraestructuras México en el 0,9%; y Acciona Industrial en el 0,1%, según informó la Empresa Metro de Quito.

Este cambio en la conformación del consorcio no tendrá incidencia “en lo absoluto” en el precio, el plazo y la calidad de la obra, enfatizó Mauricio Anderson, gerente de la Empresa Pública Metro de Quito. Es decir, la fase dos del Metro se deberá ejecutar en 42 meses, incluidos seis meses de prueba y su costo total se mantendrá en USD 2 009,8 millones.

Para garantizar que esta reconformación del consorcio se realice de manera adecuada, la Empresa Metro de Quito cuenta con informes técnicos, financieros y jurídicos que avalan que la ejecución del proyecto se realizará en los mismos términos que fue contratado, en noviembre del 2015.

Dentro de esta documentación, según expuso Anderson, se detallan las medidas que implementarán Acciona y sus filiales, una vez que asuman la ejecución total de esta obra.

En el ámbito técnico, se plantea contar con personal con experiencia en construcciones de metros, organizar la obra en los diferentes frentes, hacer subcontrataciones para que no haya cambios, una vez que se formalice la salida de la empresa Odebrecht.

Además se propone conformar los equipos necesarios para mantener el ritmo de la obra, establecer un cronograma en función del plazo acordado y respetar los precios unitarios ofertados, inicialmente.

En la parte financiera, tras revisar la documentación se determinó que las garantías del contrato seguirán vigentes, que el uso del anticipo tendrá un uso debido y se mantendrá íntegro durante el período de transición. Asimismo se señala que el nuevo consorcio cuenta con activos líquidos (bienes que se pueden vender rápidamente para convertirse en efectivo) y se ha revisado el estado financiero de los integrantes del nuevo consorcio.

En conclusión, -expresó Anderson- Acciona Infraestructuras, Acciona Infraestructuras México y Acciona Industrial se encuentran en condiciones técnicas, financieras y jurídicas de hacerse cargo de la terminación de este proyecto, que, oficialmente, arrancó el 23 de abril del 2016 y que, a la fecha, tiene en promedio un avance del 10%.

Ante esta realidad, los ediles aliados al bloque del alcalde Mauricio Rodas (SUMA, Vive y Creo), los de Alianza País e independientes se mostraron conformes con la decisión de Odebrecht de dejar su participación en este proyecto.

Por la trayectoria de la empresa española, la construcción de alrededor del 90% pendiente de la fase dos del Metro se cumpliría sin contratiempos, mencionó Jorge Albán, concejal de Alianza País.

En el portal web de Acciona se destaca que esta empresa tiene 100 años de experiencia en la construcción de infraestructura ferroviaria en varios países, entre ellos: Australia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Puerto Rico, Noruega, Alemania, Italia y España.

En este período, la constructora española ha ejecutado
3 000 kilómetros de vías férreas, de estas al menos 1 200 kilómetros han sido de líneas de alta velocidad y más de 600 kilómetros de túneles.

En Quito tiene ya un referente. Durante la administración municipal anterior, Acciona Infraestructura fue la encargada de la construcción de la fase uno del Metro, es decir, de las estaciones multimodales de La Magdalena, en el sur, y El Labrador, en el norte.

Así, ante el trámite iniciado por la constructora Odebrecht, la ejecución de la fase dos del Metro seguirá su curso.

Tema
Cerrar

© Derechos reservados. 2017 Grupo EL COMERCIO. Queda prohibida la reproducción total o parcial, por cualquier medio, de todos los contenidos sin autorización expresa de Grupo EL COMERCIO.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (1)