27 de septiembre de 2017 00:00

Transportistas esperan la capacitación del Municipio de Quito

En la cooperativa Transplaneta se hace un seguimiento mediante GPS a los buses. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

En la cooperativa Transplaneta se hace un seguimiento mediante GPS a los buses. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Daniel Romero

El alcalde de Quito, Mauricio Rodas, anunció el 6 de septiembre del 2017 el Plan Integral de Mejoramiento de la Calidad del Transporte Público en la ciudad. Pero desde esa fecha los transportistas no han tenido noticias sobre cómo se realizará el programa de capacitaciones para mejorar el servicio a los usuarios.

José Santamaría, presidente de la Cámara de Transportistas de Pichincha, señaló que aún no tienen conocimiento sobre el centro de educación superior que realizará los talleres de formación ni los módulos o malla curricular con la cual se prevé capacitar a los conductores de las unidades del transporte público.

En el lanzamiento de ese plan, hace tres semanas, Rodas anticipó que se firmará un convenio con un centro de estudios para la capacitación del personal del transporte público. Sin embargo, según el Municipio de Quito dijo que en los próximos días se prevé anunciar cómo se realizarán las capacitaciones y con qué centro de estudios se llevará a cabo.

Mientras el Cabildo define el inicio de las capacitaciones, las operadoras de buses comenzaron las suyas.

Santamaría indicó que, con base en la Ley de Tránsito, las operadoras están obligadas a realizarlas dos veces al año.

Hasta el momento, de las 59 operadoras que forman parte de la Cámara de Transportistas de Pichincha y que son todas las registradas en la Secretaría de Movilidad del Cabildo, 30 se encuentran en sus propios procesos de capacitación. Los temas que se abordan, según Santamaría, son: trato a los usuarios, instrucción en manejo y leyes de tránsito, además de la presentación de los conductores y de la unidad.

El Consorcio de Operadoras del Corredor Sur Oriental, que aglutina a 11 cooperativas, es uno de los que inició las capacitaciones este mes. Todos los fines de semana de septiembre, en la sede de la cooperativa Transplaneta (sur de Quito), grupos de 200 conductores y ayudantes asistieron a las charlas que dirige un capacitador contratado por ellos.

Según Luis Zapata, presidente del Consorcio, las cooperativas invirtieron USD 1 100 para las jornadas de capacitación. Este costo incluye el pago del capacitador y de la alimentación a quienes asistan.

Zapata dijo que la evaluación continua es la forma de asegurar que la inversión en las capacitaciones dé resultados. En un primer momento, el capacitador mide el grado de aprendizaje de las temáticas expuestas. Después, los conductores son llamados para una nueva evaluación. Si aprueban se les otorga un reconocimiento simbólico de la cooperativa.

Segundo Rea es gerente de la cooperativa Transplaneta, que forma parte del Consorcio. Esa cooperativa adoptó un sistema informático que se suma a las capacitaciones para la evaluación y seguimiento de todas sus unidades, tanto en el Corredor Sur Occidental como en las rutas desde el sur hasta el centro-norte de Quito.

Con el programa informático, Transplaneta monitorea mediante sistema GPS a todas sus unidades. Asegura que esto permitió eliminar los correteos entre unidades de la misma cooperativa y prescindir de los boletos que se entregan al cancelar el pasaje.

También permite constatar a quienes cumplieron con los parámetros de calidad establecidos, que son la base para repartir las ganancias.

El lunes 25 de septiembre, los dirigentes de las 11 cooperativas se reunieron para evaluar el resultado de las capacitaciones. También discutieron el fin del plazo otorgado por el Cabildo y otras opciones para mejorar el servicio que prestan. Una de las quejas constantes de los usuarios son los correteos entre buses. Según Rea, con su sistema se eliminan las carreras entres su unidades.

Para evitarlo se establecen intervalos de tiempo en la salida de los buses a sus respectivas rutas. Según Zapata, una unidad, en promedio, cumple su ruta en 120 minutos. Sin embargo, el tráfico y la cantidad de semáforos que existe en avenidas como la Maldonado retrasan esos intervalos y los conductores tienden a infringir los límites de velocidad.

La velocidad es uno de los temas que la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) considera prioritarios en los operativos que arrancaron desde el lanzamiento del plan de mejoramiento del servicio.

Entre el pasado 7 y 23 de septiembre pasados, la AMT sancionó a 105 conductores durante los operativos, en los cuales se revisó a 805 unidades de transporte público.

Los transportistas, según Santamaría, están de acuerdo con el planteamiento de las capacitaciones organizadas por el Cabildo. Sin embargo, plantea que mientras eso se defina, las cooperativas mantengan sus cronogramas para capacitarse por su cuenta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)