24 de junio del 2016 00:00

26 troles y 5 ‘ecovías’ saldrán de circulación en Quito 

La Escuela Politécnica Nacional analizó el estado del chasis de troles y articulados. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

La Escuela Politécnica Nacional analizó el estado del chasis de troles y articulados. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 14
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 7
Mayra Pacheco
Redactora (I)
mpacheco@elcomercio.com

La flota del transporte municipal se reorganizará. Luego de un estudio realizado por la Escuela Politécnica Nacional (EPN) se determinó que 26 troles y cinco articulados no están en condiciones de seguir transportando pasajeros, porque tienen afectaciones considerables en sus chasis.

Los chasis -considerado el esqueleto de un automotor- de estas 31 unidades presentan grietas, fisuras, corrosión o porosidades. Esto hace que no sea seguro llevar a los usuarios. “Son buses que están varados o presentan daños recurrentes”, informó Alexandra Pérez, gerenta de la Empresa Pública Metropolitana de Transporte de Pasajeros Quito (Epmtpq).

Los usuarios de este servicio han experimentado al menos una vez contratiempos por los daños que presentan algunos de estos automotores. Yolanda Gómez, quien se moviliza a diario en Trole, comentó que en ocasiones se ha visto obligada a hacer transbordo porque las unidades se quedan paradas en el trayecto. Wilson Miranda, otro usuario, expresó que ciertos buses están obsoletos. “Tienen averiado el mecanismo de apertura de puertas, se dañan a cada rato. Deberían dejar de circular”.

La decisión de dar de baja a las 31 unidades se tomará en el Directorio de la Epmtpq. Esta reunión se encuentra prevista para el próximo martes. Una vez que se revise el informe del estado de la flota de los años 1995, 2000 y 2003, los buses que presentan daños en el chasis, que superen el 50%, saldrán de circulación inmediatamente.

En función de esta medida, la flota de transporte municipal pasará de 355 unidades a 324, tomando en cuenta a los 80 biarticulados que se incorporarán en agosto.

Para cubrir este ‘vacío’ en el sistema se reorganizará la flota. Está planificado que los biarticulados circulen, inicialmente, en el Trolebús. En cambio, la Ecovía se reforzará con los 40 articulados Mercedes Benz adquiridos en el 2015. “No habrá una baja en el servicio de transporte de pasajeros”, enfatizó Pérez.

De las unidades que saldrán de circulación, se tiene previsto aprovechar los repuestos que aún estén funcionales para colocarlos en otros buses. Las estructuras (carrocerías) tendrán un uso distinto.

El futuro del resto de la flota analizada por la EPN dependerá de un nuevo estudio técnico. La entidad municipal considerará la factibilidad de repotenciar estas 124 unidades, según los daños que presenten. Se tomará en cuenta la inversión y el tiempo que se podrán seguir usando los automotores.

Esta administración municipal recuperó, anteriormente, alrededor de 40 unidades, cuando declaró la emergencia en el sistema en junio del 2014. Pero la proyección es que el servicio de transporte municipal se mantenga en el tiempo.

En este sentido se cuenta desde el 2015 con una normativa que extiende la vida útil de troles y articulados. Estas unidades pasaron de tener un período de uso referencial de entre 15 y 20 años a 25 años. Sin embargo, estos automotores estarán en condiciones de seguir circulando si aprueban la revisión técnica vehicular, sostuvo Sergio Garnica, concejal independiente e integrante del Directorio de la Epmtpq. “En cinco años se deberá reemplazar la flota de troles que cumplirá su vida útil referencial, para no afectar el servicio de transporte de pasajeros”.

Mientras se cumplen estos tiempos, para garantizar el buen estado mecánico de los buses que aún están operativas se requiere una política de mantenimiento adecuada.

Esto implica, incluso, según Carlos Páez, concejal de Alianza País e integrante del Directorio de la Epmtpq, contar con nuevos talleres. “La capacidad de estos espacios sigue siendo la misma que se tenía cuando la flota de buses era menor. Había un proyecto para construir nuevos talleres en Quitumbe, pero no se ha concretado”.

Aparte de los planes de mantenimiento, Fredi Paredes, especialista en Transporte, agregó que para garantizar el buen estado de la flota actual se debe considerar que la operación de las unidades sea adecuada, la calidad de las vías exclusivas, el trato de los usuarios a los buses, el equipamiento de los talleres y contar con mano de obra calificada.

En contexto

Una parte de la flota del transporte municipal evidencia deterioro. Hay buses que tienen más de 20 años. Por esto analizó el estado del chasis de las unidades antiguas. En el Trole, Ecovía y Corredores se movilizan más de 1 millón de pasajeros por día.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (2)