1 de April de 2010 00:00

El tránsito vehicular mejoró en la av. Gaspar de Villarroel

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Quito
quito@elcomercio.com

La sustitución del redondel, en la intersección de las avs. 6 de Diciembre y Gaspar de Villarroel, por un cruce regulado con semáforos, mejoró el tránsito vehicular. Así lo aseguran peatones y conductores que circulan   por este sector.

La conductora Rocío Gómez explicó que antes de la obra en la intersección, le tomaba 30 minutos (en horas pico) ir  desde la av. Naciones Unidas hasta la av. Gaspar de Villarroel (cinco cuadras). “Ahora  me demoro entre 15 y 20 minutos en el   recorrido del mismo tramo”.


La obra municipal
Según la Emmop,  en esta intersección se incrementó la fluidez vehicular en un 35%. La evaluación del flujo vehicular estará disponible cuando terminen los conteos vehiculares.
Desde el lunes 5 de abril,  la Gerencia de Espacio Público iniciará las labores de conformación de las jardinerías.

La intersección se habilitó el último 20 de marzo. Sin embargo, la obra  aún no concluye. La tarde del martes, los obreros de la Empresa Metropolitana de
Movilidad y Obras Públicas (Emmop) trabajaban en la ampliación a tres carriles en cada sentido de la av. 6 de Diciembre, entre la av. Gaspar de Villarroel y la av. De los Granados.

Mayra Padilla, administradora de un almacén de variedades, dijo que la ampliación del carril eliminó ocho de los 16 parqueaderos  para los clientes.
 
A las 16:30, las filas de autos eran largas pero el flujo no se detenía en los cuatro sentidos de la intersección. En el tramo de la ampliación hay varios cables que cuelgan de los postes; muy cerca del suelo.

En la esquina, Miriam Ortiz esperó que el semáforo cambiara a la luz verde  para cruzar por el paso cebra  la av. 6 de Diciembre.  Pero no todos los  peatones están familiarizados con el nuevo diseño vial y en lugar de avanzar a las nuevas zonas de seguridad se arriesgan a cruzar entre los carros. También pasan  por los pasos cebra de la entrada y de la salida del andén de la Ecovía, cercana a la intersección.

Vinicio Imbaquingo, quien trabaja desde hace 18 meses como guardia de un condominio del sector, dijo que en los últimos días también se redujo el número de accidentes de tránsito.

El paso de los articulados de la Ecovía también mejoró, ahora que tienen su propio carril para circular. Según Imbaquingo, la presencia de la Policía en la zona,  en las horas pico, también ha  ayudado a regular el tránsito. “El tráfico ha mejorado bastante pero no al 100%”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)