7 de agosto de 2014 00:05

Al inicio de la Pana Norte se circula a 5 km/h

julio estrella y alfredo lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 0
Evelyn Jácome,  
Redactora

njacome@elcomercio.com

En el cruce con la avenida Simón Bolívar se forman congestiones en tres tramos. Cerca de 900 vehículos están embotellados, al mismo tiempo, en un mismo cruce. El resultado: pitos descontrolados y ceños fruncidos. El mayor trancón del norte de la ciudad tiene ubicación precisa: es la intersección de la Panamericana Norte con la Simón Bolívar.

De 06:00 a 09:00, y de 16:30 a 20:00, todos los cruces posibles en este lugar son complicados. Ayer, 6 de agosto, a las 07:45, llegar desde Carcelén hasta Carapungo (dos kilómetros) tomó 14 minutos. Ir desde Carapungo hasta la Simón Bolívar, 13; y desde está vía a Carcelén, seis.

A un lado de la Panamericana hay terrenos que fueron desalojados para construir un intercambiador que aliviane la congestión.

Los trabajos no se inician. Ese distribuidor de tránsito es parte de la ampliación de la Simón Bolívar a la Mitad del Mundo. Son 21,7 km previstos para septiembre del 2015. Sin embargo, cuando las excavaciones empezaron se encontraron con un problema. Según la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop): hay un colector en el sitio, situación que no fue advertida a tiempo.

La construcción del intercambiador está detenida hasta tener los nuevos estudios que permitan llevar el colector a otra sitio. Incluso, están pensando en suspender el plazo de contrato, dijo un técnico que pidió la reserva de su nombre.

Mientras tanto, el problema persiste para quienes viven en Calderón o en conjuntos como El Prado, Vista Real, Arcos del Norte, entre otros. Hay un agravante: por el cruce circulan unos 50 665 autos al día, según la Epmmop; pero, con la habilitación de la Ruta Collas, el número de usuarios de la Panamericana se incrementará.

Édison Caizatoa, policía asignado a este sector, cuenta que cruzar por este tramo se volvió todo un problema para quienes quieren llegar a la terminal aérea, en Tababela, por el norte.

Según el último reporte, el lunes, 850 vehículos utilizaron la Collas entre las 19:00 y las 20:00. El miércoles 30 de julio, al siguiente día de la apertura, el promedio de autos fue de 300, por hora.

El día de mayor congestión, según Caizatoa, es el viernes. El tránsito llega desde la intersección hasta el intercambiador de Carcelén (2 km), hasta Calderón (2,5 km) , y hacia la Simón Bolívar (1,5 km).

Lo que puede ver una persona que se ubica en medio de los tres cruces, en una hora pico, es aglutinamiento de vehículos y gente corriendo desesperada cruzando hacia la Simón Bolívar y a la Panamericana. Esto último evidencia un problema adicional: en este sector se realiza transbordo de pasajeros que van hacia los valles y al sur. También hay frecuencias de regreso.

Calderón es una de las 33 parroquias rurales del Distrito Metropolitano que registra mayor crecimiento en los últimos años. Pasó de tener 84 848 habitantes en el 2001, a contar con 152 242 habitantes en el 2010, según el Inec.

En los años 80 y 90, debido a la presión por uso residencial, las construcciones se consolidaron no tanto como industrias sino como bodegas, alrededor de la Panamericana Norte. Luego llegaron las viviendas.

Los sectores de Carapungo, San Juan, Bellavista, San José de Morán, Llano Chico, Llano Grande, Santa Anita, Oyacoto y San Miguel del Común se han ido poblando con el paso de los años. Hasta hace 15 años se encontraban llanos y matorales, hoy se levantan conjuntos habitacionales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)