4 de noviembre de 2016 15:05

El tránsito es restringido en un tramo de la avenida 24 de Mayo

Las personas que utilizaban la avenida 24 de Mayo para dirigirse hacia la avenida Mariscal Sucre o ingresar al Centro Histórico deberán cambiar sus recorridos. Foto: Mayra Pacheco / EL COMERCIO

Las personas que utilizaban la avenida 24 de Mayo para dirigirse hacia la avenida Mariscal Sucre o ingresar al Centro Histórico deberán cambiar sus recorridos. Foto: Mayra Pacheco / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 5
Mayra Pacheco

Las personas que utilizaban la avenida 24 de Mayo para dirigirse hacia la avenida Mariscal Sucre o ingresar al Centro Histórico deberán cambiar sus recorridos. A partir de hoy viernes, 4 de noviembre, un tramo de esta vía -comprendido entre las calles Benalcázar y Loja- está cerrado al tránsito. Lo mismo ocurre en la intersección de la calle Cuenca con la av. 24 de Mayo.

La restricción del tránsito vehicular y peatonal en la mencionada zona es parte de las intervenciones que se requieren para la construcción del Metro. Esto durará nueve meses, informó la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito (Epmmq).

En este periodo se tiene planificado construir un pasillo subterráneo, que estará a la altura de la calle Cuenca. Este permitirá acceder a la estación de San Francisco desde sur.

Mientras se realicen estos trabajos, los conductores deberán tomar rutas alternas. Estas se encuentran señalizadas para orientar a los usuarios.

La opción al llegar a la esquina de la 24 de Mayo y Benalcázar, es girar a la izquierda e ir por la calle Barahona, incorporarse a la Ambato hasta llegar a la Imbabura. Desde este sitio, si su destino es ir hacia la avenida Mariscal Sucre, debe circular por la avenida 24 de Mayo. Y si va hacia el Centro Histórico siga por la Imbabura.

Info 24 de Mayo

Para los moradores y usuarios de esta avenida esta información les resultó nueva. Por eso en la mañana de este viernes se mostraron preocupados por el cierre de la vía. En el lugar solo se encontraron con un cerramiento y letreros que advertían sobre el cierre y los desvíos.

A Gustavo Herrera, quien trabaja en una panadería ubicada en la calle Rocafuerte, el cierre le llamó la atención. Para decidir qué hacer detuvo el vehículo cerca de una acera. “No sabía que iban a cerrar el paso. No hubo información”.

Las personas que residen en el sector vieron también con asombro la medida. Josefa Caba, moradora de la 24 de Mayo desde hace 10 años, mencionó que estaba preocupada. Ella acostumbra a tomar esta avenida para ir a San Roque a comprar productos para su negocio. “Yo paso todos los días aquí y no me he enterado de este cierre”.

Silvia Cutiopala, quien atiende en un restaurante en la avenida 24 de Mayo, se mostró desconcertada. Ella cree que esto disminuirá el paso de los conductores y se reducirán las ventas. Si esto se cumple tiene previsto arrendar otro local, en un sector distinto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)