2 de January de 2015 21:00

Cómo contratar o renovar seguros contra robos

Viviendas. Foto: Archivo/ EL COMERCIO
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 4
Redacción Seguridad (I)

El domicilio se encontraba desordenado. La televisión envuelta en una sábana. Sobre la mesa había una guitarra y al lado paquetes envueltos. Los bienes estaban aparentemente listos para ser llevados. Sucedió en Santo Tomás de Guamaní (sur de Quito), dos días antes de Navidad. El sospechoso casi fue linchado. El camión en donde supuestamente iban a ser llevados los artefactos fue incendiado por los vecinos.

La Policía ha identificado tres formas frecuentes de robo a domicilios en Quito. En la lista están el estruche (forzar las seguridades de las casa), el atraco (sometimiento con armas), y la participación de cuenteros que intimidan a las personas para que entreguen sus bienes.

Los agentes ahora investigan qué exactamente ocurrió en el caso de Guamaní. Pero lo que sí se sabe es que en robos a domicilio, los televisores son blancos preferidos, con un 71%, según datos oficiales.

De allí que para asegurar los bienes hay varias alternativas y se podría comenzar el año con una póliza contra robos a casa.
Mire a continuación las opciones con que cuenta. Si desea proteger una casa que cuesta USD 60 000 y tiene contenidos por sobre USD 20 000, el seguro puede costarle alrededor de USD 20 mensuales. Armando Pesantes, de Seguros Equinoccial, dice que el pago también puede ser anual. Los valores son debitados de la cuenta bancaria o a través de oficiales de la empresa que se acercan directamente donde el cliente.

Roberto Lima, de Seguros del Pichincha, afirma que la póliza de robo cubre las pérdidas o daños de las posesiones aseguradas, que estén dentro de la residencia y que se produzcan como secuela de sustracción cometida con violencia.

En Quito, de enero a noviembre de 2014, hubo 2 853 robos a casas. 2 575 fueron con violencia, según cifras del Observatorio de Seguridad Ciudadana.

Para contrarrestar estos hechos, en el país existen 39 aseguradoras que estaban registradas en la Superintendencia de Bancos (SB) a julio de 2014.

Tres son los beneficios que da la contratación de una cobertura. En el caso de un siniestro, el patrimonio no se verá afectado, el seguro puede responder por montos que a una persona le sería difícil costear y permite cubrir gastos no presupuestados.

En caso de tener ya un contrato, hay empresas que renuevan la póliza a través del teléfono o mail. Si lo adquiere se necesita la inspección de riesgo de la casa. Además, las personas deben acercarse a la empresa a la que solicita el servicio. Presentar una copia de la cédula y papeleta de votación (también el cónyugue en el caso de existir), copia de la carta de agua luz o teléfono para constatar la dirección.

También es necesario firmar la carta de débito bancario y llenar el formulario de vinculación de clientes.

Este último es un requisito solicitado por la SB. Para ello se entregan datos de identificación personal, sobre la actividad económica, la situación financiera y referencias.

El pedido del inventario de bienes depende de la empresa. Allí se detallan los bienes, artefactos eléctricos, de computación, etc. En el caso de existir el siniestro serán devueltos. Depende de la cobertura que adquirió el beneficiario.

Por lo general el seguro cubre el 90% del evento y el restante 10% lo asume el cliente. Al momento de contratar es muy importante conocer cuál es el deducible por evento para que no haya sorpresas. El deducible es el valor que el cliente asume el momento de un siniestro.

En el caso de suscitarse el hecho, se le recomienda al cliente dar aviso del siniestro dentro de los tres días siguientes a la fecha en que hayan tenido conocimiento del mismo. El plazo puede ampliarse, mas no reducirse por acuerdo de las partes (asegurado y asegurador).

Existen casos en que no se paga la póliza. Por ejemplo, cuando los bienes asegurados están fuera del domicilio, si el siniestro fue causado por el cónyuge o pariente hasta el cuarto grado de consanguinidad, si el daño se produjo cuando la casa estuvo abandonada más de ocho días. También por daños causados tras desastres naturales.

En contexto

Para reclamar la póliza se debe adjuntar el aviso de siniestro, el valor detallado de la pérdida. También facturas de los bienes perdidos, copia de la denuncia a la Policía. El seguro contra robo de domicilios no cubre dinero, escrituras, cédulas, títulos, pagarés, joyas...

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)