27 de diciembre de 2015 12:20

La tradición de las misas de agradecimiento al Niño Jesús se mantiene en Quito

Los creyentes católicos asisten a la misa de agradecimiento al Niño Jesús, por los favores recibidos cada año. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Los creyentes católicos asisten a la misa de agradecimiento al Niño Jesús, por los favores recibidos cada año. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Valeria Heredia
(I)

Los villancicos alegraron las eucaristías que se realizaron la mañana de este domingo 27 de diciembre de 2015. A solo cuatro días de finalizar el año, los feligreses se acercan a las diferentes iglesias para bendecir las estatuillas e imágenes del Niño Jesús.

En la iglesia de San Francisco, en el Centro Histórico de Quito, se contabilizó al menos 20 imágenes que iban a ser bendecidas por el sacerdote de la orden franciscana, en la misa de 10:00.

Esta tradición se realiza todos los años, después de Navidad. Se lo hace con el objetivo de agradecer al Niño por la salud, el trabajo, la alegría de las familias durante todo el año.

Mercedes Miranda, quien vive en La Comuna, acudió junto a su familia a la misa y a la bendición de su estatuilla. Lo hizo para agradecer al Niño por la salud, el trabajo y demás aspectos en su vida. "El Niñito es muy bueno todo el año con mi familia por lo que cada año acudimos para agradecerle con una misa", explicó.

Además, relató que es una tradición que todavía se mantiene. "Mis abuelitos eran creyentes del Niño Jesús. Al igual que mi mamá. Ahora espero que mis hijas y nietas, también, lo mantengan". La estatuilla familiar es de madera y tiene los ojos y dientes de vidrio. "Es una reliquia que adoramos y queremos mucho", contó.

Luego de la eucaristía se acostumbra a pasar la mañana con la familia. Almuerza y agradecen por el año que se va. También se auguran buenos deseos para el año nuevo.

Las figuras e imágenes del Niño Jesús fueron bendecidas en la iglesia de San Francisco. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Una tradición similar se vive en la familia de Ernesto Mata, un joven que vive en el sector La Luz, en el norte. El muchacho fue con sus padres y su hermana. Estaban alegres por reunirse nuevamente para cumplir con esta tradición. "Es una costumbre que la vivimos todos los años, ya que somos una familia católica", dijo.

También indicó que después de la misa del Niño acostumbran a almorzar con toda la familia y conversar sobre sus proyectos del año nuevo.

En otras iglesias también se viven estas tradiciones de la misa del Niño. En algunos sectores hay mayor afluencia de personas. Todos piden que su año sea próspero y lleno de alegría entre las familias.

La primera semana de enero, las misas de agradecimiento continúan. El vienes 1 de enero de 2016, a las 11:00, se hará la eucaristía para recibir al año nuevo. Y el domingo 3 de enero de 2016 será el Pase del Niño por Reyes Magos. Se hará desde las 08:00. Y luego es la misa a las 12:00.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)