19 de diciembre de 2014 12:51

Trabajadores empiezan a negociar alza de salario básico y piden USD 390 al mes

La reunión entre los representantes del Gobierno, trabajadores y empresarios para el aumento del salario 2015 se desarrolla en Guayaquil. Foto: Camilo Pareja/ EL COMERCIO

La reunión entre los representantes del Gobierno, trabajadores y empresarios para el aumento del salario 2015 se desarrolla en Guayaquil. Foto: Camilo Pareja/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 6
Evelyn Tapia. Redactora

La primera reunión para analizar el incremento del nuevo Salario Básico Unificado (SBU) se lleva a cabo hoy, viernes 19 de diciembre, en el octavo piso del Ministerio de Relaciones Laborales de Guayaquil, desde las 11:00.

Javier Estupiñán, presidente del Consejo Nacional de Salarios, Jaime Arciniega, representante de los trabajadores y Luis Poveda, representante de los empleadores, participan de esta primera reunión que prevé extenderse hasta las 12:30 aproximadamente.

Arciniega aseveró que la expectativa del gremio al que representa es que el incremento sea de al menos dos cifras medias hacia arriba, es decir, unos USD 50 como mínimo. El salario básico está actualmente en USD 340 mensuales.

"El salario debe cubrir las necesidades básicas del trabajador y su familia. No hemos señalado que vayamos a plantear un incremento hasta llegar al nivel de la canasta básica de USD 634, sino una negociación racional entre trabajador y empleador que permita salir en sano entendimiento", manifestó.

La propuesta de este sector está centrada en los índices que determina el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Inec) de la inflación, además de criterios productividad y la equidad. "Con equidad nos referimos a cómo las empresas a nivel nacional han producido y por lo tanto el reparto de la riqueza debe ir en términos de equidad", puntualizó Arciniega.

El Código de Trabajo señala que luego de cinco días laborales de la primera reunión debe realizarse otra para fijar oficialmente el salario.

Arciniega adelantó que de no ser aceptada su propuesta podría abandonar la sala de negociaciones, ya que el parlamento laboral definió los lineamientos de la política a seguir.

"Nuestra expectativa es de dos cifras medias hacia arriba. Si no sucede vamos a adoptar una medida, que bien podría ser de no asistir a la próxima reunión", dijo el representante de los trabajadores, que fue el único que se dirigió a la prensa antes de entrar a la reunión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)