15 de diciembre de 2014 09:42

Trabajadores del Coca Codo protestan y retienen a un funcionario tras accidente

Algunos trabajadores decidieron paralizar hoy, 15 de diciembre, sus actividades tras el derrumbe dentro de un túnel de la obra Coca Codo Sinclair. Foto: EL COMERCIO

Algunos trabajadores decidieron paralizar hoy, 15 de diciembre, sus actividades tras el derrumbe dentro de un túnel de la obra Coca Codo Sinclair. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 348
Triste 22
Indiferente 5
Sorprendido 6
Contento 13
Mónica Orozco

El supuesto derrumbe de un pozo que ocasionó la muerte de, al menos, 13 personas dentro del túnel del proyecto hidroeléctrico Coca Codo Sinclair, generó la indignación de los trabajadores de la obra.

La noche de ayer, 14 de diciembre del 2014, se reunieron y denunciaron ante la prensa maltratos, falta de condiciones y elementos de seguridad para desarrollar su trabajo, un mal servicio de alimentación e inestabilidad laboral. "Nos tienen tres meses y nos mandan", dijo uno de ellos, añadiendo que los trabajadores fueron advertidos que serán despedidos si dan declaraciones.

"Las mascarillas que dan, por el nivel de contaminación que hay dentro (del túnel) se dañan rápido", dijo Eduardo V. Señalaron que ya no tienen miedo de realizar las denuncias ni que los despidan.

Hoy, 15 de diciembre del 2014, un funcionario de la empresa habría increpado por este tema a los trabajadores y les habría advertido que habrá despidos.

Eso molestó a los obreros que se encontraban en uno de los campamentos al interior del proyecto, los cuales habrían retenido a Marcelo Reinoso, alto funcionario de la empresa Coca Codo, según comentó uno de los obreros, vía celular.

El incidente, que ocasionó 13 muertos la noche del sábado, dejó dudas y temor entre los trabajadores del proyecto. "Nos dijeron sigan trabajando (en el túnel), pero no sabemos si es seguro", comentó un obrero.

Los trabajadores que participaron en el rescate describieron un escenario de horror dentro del túnel tras el accidente, cuando tuvieron que sacar de entre los fierros retorcidos a sus compañeros.

Los obreros ahora tienen miedo de volver al túnel. También dicen que el salario que reciben, de unos USD 500 al mes, es muy bajo para arriesgar su vida. "Hay la norma de seguridad pero no se cumple", cuenta Gustavo, que no dio su apellido.

Otros dicen que no se lleva un listado de los trabajadores para verificar a los que entran al túnel para realizar trabajos. Por eso creen que el número de víctimas puede ser mayor.

También señalaron que no se habría dado mantenimiento al sistema de drenaje, ocasionando el acumulamiento y desborde del agua.

El ministro de Electricidad, Esteban Albornoz, se comprometió a escuchar a los trabajadores en una reunión prevista para hoy. 

Un gran número de trabajadores mantiene paralizadas las actividades este momento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (132)
No (4)