2 de septiembre de 2017 00:00

Los tours en el Ecuador son más caros que en los países vecinos

Quito fue una de las ciudades turísticas donde se realizó el estudio de precios. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Quito fue una de las ciudades turísticas donde se realizó el estudio de precios. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 13
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 3
Andrea Medina

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Para un turista extranjero, los paquetes para visitar el país (incluido Galápagos) son caros en comparación con otros destinos como Costa Rica, Colombia o Perú. Pero, sin Galápagos, la visita al Ecuador resulta menos costosa que ir a otros destinos del continente.

Eso se demostró en un estudio comparativo de precios turísticos que hicieron las cámaras de Turismo del país y que se publicó en julio del 2017.

El análisis incluyó costos de transporte, alojamiento, vuelos y alimentación en Quito, Guayaquil y Cuenca. Estas tres ciudades se tomaron en cuenta por ser las que más reciben viajeros extranjeros. Los precios se compararon con cinco ciudades consideradas competencia directa en el ámbito turístico: Lima, Bogotá, San José, Buenos Aires y Santiago.

El estudio no arroja una respuesta general a la pregunta de si es caro o barato hacer turismo en el país, porque se analizaron diferentes sectores y en todos hay variaciones. Pero las tres ciudades del país se ubican, en la mayoría de aspectos, dentro del rango promedio de costos en la región. Aunque sí hay cifras altas en los paquetes turísticos y en los vuelos directos.

El costo promedio de un tour para Galápagos bordea los USD 2 000 (para cinco días de estadía), según las operadoras consultadas. El estudio analizó el costo promedio de ese mismo paquete, pero por día y por país emisor de turistas.

Allí se demuestra que los viajeros de EE.UU. -principal mercado turístico- pueden encontrar recorridos desde USD 497 por día, siendo más costosos en comparación con paquetes en Perú, Colombia, Chile o Costa Rica. Sin Galápagos, estos mismos turistas pueden contratar tours cerca de USD 337 diarios en el país.

Según Gabriela Herrera, de la agencia Descubra Mundo, otros países vecinos tienen tours más baratos porque no incluyen muchos servicios o atractivos adicionales y cercanos, como sí los tiene el país. “Tenemos precios altos, pero hay un mercado en el exterior que tiene la capacidad para pagarlos. Aquí hay hoteles con un plus adicional y eso no los tienen otros países”.

Los precios que ubican al Ecuador sobre otros países del continente también se ven en los costos de tiquetes aéreos para vuelos directos.

Richard Dávila, presidente de la Asociación de Operadores de Turismo Receptivo (Optur), cuenta que los costos de los pasajes inciden en los paquetes. “Es importantísimo que de Francia, Suiza, Holanda o España, con los que hay vuelos directos, vengan al país. Pero no hemos estado en percha”.

Con menos promoción, dice Dávila, hay poca demanda por conocer el país y eso se traduce en escasez de vuelos directos.

Ante la falta de pasajeros, los operadores han tenido que incrementar los costos desde hace tres años. En el 2014, por ejemplo, se comercializaban paquetes a Galápagos en
USD 1 200 para cinco días, y hoy cuestan cerca de 2 000.

Según el estudio, debido a los precios de los vuelos directos las tres urbes ecuatorianas están solo por debajo de Santiago y Buenos Aires. Los costos estudiados fueron desde mercados objetivos, como EE.UU., Europa, Perú y Colombia.

Según el censo, viajar desde Ámsterdam hacia Guayaquil o Quito cuesta más que desde otros países: cerca de USD
1 300 por boleto. Los vuelos más económicos son desde los países de Sudamérica.

Para Norman Bock, presidente de la Asociación de Hoteles de Quito, el país sí es competitivo si se habla de transporte terrestre o la alimentación de viajeros. “Si Ecuador se mira como destino solo por el continente (sin Galápagos) está bajo la media”.

Otro sector analizado es el de hospedaje en establecimientos de tres, cuatro y cinco estrellas. En ese examen, Quito se muestra como el destino más costoso para hospedaje de lujo. Algo que, según Bock, responde a las exigencias de las cadenas internacionales.

Las políticas de estas firmas exigen tener tarifas altas, sobre todo para estar en los buscadores web, por comisiones y otras exigencias.

En el análisis también se estudió la realidad socioeconómica del país que incide en la visita de los turistas, y por ende en todos los precios.

Para entender cómo el contexto afecta a los costos, César Galarza, propietario del Hotel Sebastian de Quito, dice que cuando hay menos inversiones en el país, hay pocos viajeros que vienen a hacer negocios. Es decir, menos turistas y asientos vacíos en los aviones.

Bruna Rea, de Cometa Travel, cree que este estudio sirve para corregir errores a nivel de los tour operadores. “La percepción del turista es que somos un destino caro en su generalidad, pero sí hay ciudades que son más económicas”.

La alimentación también fue uno de los ejes de esta investigación. Allí se tomaron en cuenta los costos de las comidas y bebidas que más consumen los turistas: hamburguesas, cervezas, capuccinos, gaseosas, botellas de agua y un menú en un restaurante de categoría media.

El estudio reveló que en todas las mediciones, las tres ciudades ecuatorianas tienen los precios más baratos de la región y se posicionan por debajo de la media.

En contexto

Para el estudio de precios se analizaron las ofertas en buscadores online, que se complementaron con 1 200 encuestas realizadas a turistas y visitantes internacionales de Cuenca, Quito y Guayaquil. También se consultó la perspectiva de los tour operadores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (20)
No (3)