28 de noviembre de 2016 13:11

El torrencial aguacero dejó secuelas en los barrios y cuidadelas de Cuenca 

Algunos barrios de Cuenca se inundaron por la lluvia del domingo 28 de noviembre del 2016. Foto: Tomada de la cuenta de twitter @MunicipioCuenca

Algunos barrios de Cuenca se inundaron por la lluvia del domingo 28 de noviembre del 2016. Foto: Tomada de la cuenta de twitter @MunicipioCuenca

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 1
Manuel Quizhpe

Agua empozada, lodo, postes y árboles caídos, y puentes destruidos... son las secuelas que dejó el torrencial aguacero registrado este domingo 27 de noviembre del 2016 en diferentes sectores de Cuenca. Las tareas de limpieza continúan este lunes 28 de noviembre por parte de los afectados, quienes temen que se repita la lluvia.

Uno de los sectores que sintió con crudeza la tempestad y que refleja la magnitud de lo acontecido es el barrio El Elirio, de la parroquia Sinincay. Allí, la fuerza del agua de la quebrada Sacay se llevó un puente de madera, incluso los tubos de cemento, que por su peso fueron colocados con maquinaria.

La falta de limpieza de las cunetas también confluyó para que el agua se empozara y se llevara el puente que los pobladores construyeron hace dos semanas. Hay cerca de 500 personas afectadas. “Fue un diluvio con rayos, el agua venía por la calle de tierra como un río”, contó Geovany Loja, presidente del barrio.

En Racar, al suroccidente de la capital azuaya, también se registraron inundaciones en algunas viviendas y por la caída de un poste. Como consecuencia de aquello un sector se mantiene sin electricidad. Los trabajadoreas de la Empresa Eléctrica Regional Centro Sur tratan de solucionar el problema.

Mientas en la avenida Ordoñez Lasso, en donde se ejecutan obras de mejoramiento y ampliación de la vía, los trabajadores con baldes de plástico extraen el agua para continuar con las labores.

El Cuerpo de Bomberos de Cuenca tuvo una ardua labor durante y después del torrencial aguacero. A más de las inundaciones, hubo desprendimiento de tierra, caída de árboles, los sistemas de al alcantarillado colapsaron, especialmente en el sector de El Vecino. Los carros pequeños se quedaron atrapados en el agua.

La mayoría coincide que fueron sorprendidos por el fuerte aguacero después de una prolongada sequía. Otros sectores de Cuenca, como las ciudadelas Uncovía, La Compañía, Mutualista Azuay 2, la Playita de Mayancela, sus habitantes están alertas mientras continúan su tareas de limpieza.

Según la última medición de Etapa, realizada a las 10:20 de este lunes 28 de noviembre, los caudales de los cuatro ríos de Cuenca regresaron a su estado normal. El Tomebamba y Tarqui registran 44 centímetros cúbicos por segundo, cada uno; mientras el Yanuncay y el Machángara 2.23 y 2.17 metros cúbicos por segundo, en ese orden.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)