5 de June de 2009 00:00

La torre de control en Tababela toma forma

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Quito 

Desde el acceso principal a la construcción de Tababela se observa la torre de control de la nueva terminal aérea. Tiene 41 metros de altura y supera en 16 metros a la del aeropuerto internacional Mariscal Sucre.

El nuevo presidente del concesionario Quiport, Philippe Baril, se presentó oficialmente en Tababela ayer.  “La designación como Director General me da  entusiasmo porque podré  participar en la realización de la obra más importante del Ecuador”. Con un terno plomo y zapatos formales caminó por la tierra hasta aproximarse a la obra. Para él, es importante decir que el 99,8% de los trabajadores en la obra es de ecuatorianos.

En la torre de control, por ejemplo,  laboran 50  de las 1930 personas que actualmente trabajan en la construcción de la obra en diferentes frentes.

“El pico de trabajadores será de 2 500 en el segundo semestre del año”, aseguró Marcio da Matta, gerente de construcción.

Pese a que el edificio de la terminal aérea aún no tiene paredes y  que está copado de material de construcción, Da Matta conoce todos los rincones al dedillo.

Camina por los pasillos en donde estará el área de embarque y desembarque y señala las seis mangas que ya se instalan. “Las columnas y las vigas de la obra garantizan que resistirá sismos de hasta 9 grados”. Además, señaló una sala especial a donde se llevará el equipaje que tenga peligro de bomba. El área será blindada.

El avance de la obra del nuevo aeropuerto es del 54% y para fin de año se alcanzará el 80%. Da Matta precisó que el 12 de abril se harán las pruebas de vuelo. El inicio de operación no ha variado, será el 10 de octubre de 2010.    

Por eso, los soldadores y albañiles trabajan a diario. Un grupo está en el subsuelo de la terminal. Allí ya se observan las tuberías para diferentes fines como el aire acondicionado, el agua en caso de incendio, la red de comunicaciones e incluso el agua potable.

Baril está satisfecho con el avance e informó que entre sus orientaciones de trabajo está cumplir la Ley de Régimen Municipal y las directrices de la Dirección de Aviación Civil (DAC).

Respecto al anuncio del nuevo alcalde Augusto Barrera sobre la necesidad de renegociar el contrato de concesión, aseguró que conversará con el Burgomaestre. “Espero que cuando tomen posesión nos llamen para dialogar. Nosotros discutiremos y, si hay algo que él considera que hay que revisar, tendremos las puertas abiertas para conversar al respecto”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)