27 de abril de 2016 11:46

Los Topos llegan para dar una ayuda más a la devastada Pedernales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 39
Valentín Díaz
Desde Pedernales

Bajaron de sus camionetas y comenzaron a caminar por las calles de Pedernales, observaban las decenas de edificios derrumbados. A pesar del intenso calor, ellos no se quitaron ni sus cascos ni sus chaquetas. A su paso, la gente los felicita. "Gracias por estar aquí", les dice una mujer de 60 años que recoge los escombros de su negocio.

Así, los Topos mexicanos llegaron a Pedernales, después de visitar varios de los poblados afectados por el terremoto de 7.8 grados que tuvo como epicentro esta zona costera de Ecuador, el 16 de abril del 2016.

En el ámbito oficial y diplomático, países como Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, Colombia, Chile, Venezuela, etc. han enviado delegaciones para lidiar con la catástrofe. Pero, el siniestro ha generado también una reacción en la sociedad civil organizada. Este es el caso del Cuerpo de Bomberos Paramédicos Topos, quienes vinieron de México el pasado 21 de abril, para apoyar en las labores de búsqueda de cuerpos, rescate y detección y acompañamiento en el derrumbamiento de estructuras peligrosas.

Carlos Cienfuegos, comandante de la unidad, llegó este martes, 26 de abril, a Pedernales con su equipo de 10 personas, en las cuales se incluyen también integrantes de la Fundación Internacional de Rescatistas Unidos Sin Fronteras, provinieres del Perú.

"Es él momento de crear una nueva cultura de protección civil", asegura Cienfuegos. "La realidad es que no estamos preparados y hasta que nos pega, nos damos cuenta de que podemos ser víctimas de un desastre. Es hora de empezar a preparar a la gente, de empezar a capacitar en las escuelas, como los hicimos en México después de 1985, antes de ese año no pensábamos que (un desastre) nos iba a pegar tan fuerte. Ahora les pegó a ustedes, es momento de cambiar la cultura, tanto de la población, como del Gobierno".

El Cuerpo de Bomberos Paramédicos Topos están en Ecuador desde el pasado 21 de abril del 2016. Foto: Valentín Díaz

El Cuerpo de Bomberos Paramédicos Topos están en Ecuador desde el pasado 21 de abril del 2016. Foto: Valentín Díaz / EL COMERCIO

Además señaló, "hemos oído muchos comentarios de que hubo gente que se pudo haber salvado, pero por no tener los conocimientos ni la capacitación (las personas que quisieron atender la emergencia) fueron víctimas fatales. Lo importante es que no haya más víctimas en un desastre. Eso solo se logra con la prevención y la capacitación, tanto los grupos de primera respuesta y como toda la población".

Cienfuegos también destacó la solidaridad de la población civil ecuatoriana y la respuesta por parte de otros países. "En los países latinos, siempre que hay un desastre, todos, sin ser rescatistas ni nada, todos dan hasta lo último para tratar de ayudar a las víctimas y los damnificados".

En el año 2007, Perú vivió un terremoto de 8 grados en la ciudad de Pisco, al sur del país, que causó la muerte de 595 personas y dejó miles de heridos. Eso recuerda Jesús Peralta, director de la fundación peruana que acompaña a los Topos, él recomienda "siempre debemos acordarnos que estamos en la costa del Pacífico. Es una zona totalmente sísmica, entonces debemos tratar de informarnos, capacitarnos y estar preparados para un desastre de cualquier índole.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)