3 de March de 2010 00:00

Los títulos valores se negocian mejor en la bolsa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Negocios

En vez de mantener sus  certificados de  inversión,  pólizas u otros títulos valores   en  una bóveda, en   una caja fuerte  o en la casa, ya    puede recurrir  a un sistema centralizado de valores.   

Ahí sus papeles      físicos pasan a un sistema electrónico de alta seguridad, que se lo  conoce como desmaterialización de títulos.
  


Los trámites
Para que una persona  natural pueda acceder a los servicios del Depósito debe presentar cédula, papeleta de votación y tener firma electrónica, que también se tramita en el Banco Central y cuesta USD 72.
No hay valores  mínimos ni máximos que puedan entrar bajo la custodia.El horario de atención  del Depósito Centralizado del Central es de 09:00 a 16:00.  
La custodia mensual   de valores tiene un costo que puede variar desde 0,04% a 0,10%  del valor nominal custodiado por el depósito centralizado.

El sector privado cuenta con un depósito centralizado (Decevale) y desde octubre pasado, el Banco Central también ofrece ese servicio.  Al desmaterializar los papeles, estos depósitos se encargan de custodiar los valores y facilitar  su  negociación  en el mercado bursátil.  En el caso del Banco Central,  se custodian  USD 2 400 millones del Ministerio de Finanzas, Fondo del Magisterio, Dirección de Extranjería, cooperativas, bancos, fondos de jubilación... 

Pero el servicio también se ofrece a personas naturales que posean  este tipo de instrumentos.

Pero a más de la custodia,  también es posible compensar  y liquidar estos valores.

Por ejemplo,  desde  octubre a diciembre de  2009,  el Central compensó y liquidó USD 138  millones  en certificados de inversión de la Corporación Financiera  Nacional (CFN).

El mecanismo consistió en que la CFN registró sus emisiones  en el Depósito Centralizado, con el fin de agilitar su negociación. 
 
Con la ayuda de las casas de valores, la CFN vendió  los certificados en  las bolsas  de valores. En este caso, los compradores fueron los bancos y, una vez cerrado el negocio, el Depósito se encargó  de debitar de las cuentas de los inversionistas y pagar al  emisor o vendedor  del papel.   A esto se conoce como compensación y liquidación de valores.

Cuando el plazo del papel negociado vence, el Depósito también se encarga de  debitar del emisor el  capital y el interés y depositarlo en la cuenta del inversionista. Todo esto de forma electrónica y sin necesidad de papel.

Para una persona natural, tener sus papeles desmaterializados y negociarlos en bolsa puede, incluso, resultar más atractivo.

Esto debido a que los rendimientos alcanzan el 9%, lo cual no se consigue en la banca privada.
 
Con la puesta en marcha de este depósito  también se  busca desarrollar el mercado secundario de valores, asegura Jeaneth Maldonado, directora del Depósito Centralizado del Banco  Central.
 
Por ejemplo, un inversionista tiene en su poder un título por USD 20 millones, pero necesita una liquidez inmediata de unos  USD 10 millones.  El Depósito entra y fracciona su papel en dos de 10 millones cada uno.
 
Esto le permitirá negociar uno de sus papeles en el mercado bursátil y alcanzar la liquidez que requiere. Pero esto solo es posible porque los títulos están desmaterializados, aclaró Maldonado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)