6 de junio de 2014 06:48

Tiroteo deja un muerto y tres heridos en universidad de Seattle

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
AFP
EE.UU.

Un tirador mató a una persona e hirió a dos el jueves en el campus de la Universidad Seattle Pacific, en estado de Washington, en el noroeste de Estados Unidos, en el último incidente de lo que se considera “una epidemia de violencia armada”.

El atacante abrió fuego en el lobby de un edificio de la facultad de ciencias de la universidad, provocando la muerte de un joven de 19 años y dejando tres heridos, uno de ellos en estado crítico.

“Hoy debió haber sido un día de celebración en el fin del año lectivo. En cambio, es un día de tragedia y pérdida”, dijo el alcalde de Seattle, Ed Murray, a los periodistas tras el tiroteo.

“Una vez más, la epidemia de la violencia armada ha poseído a la nación”, agregó.

“La policía tiene a un sospechoso bajo custodia, un hombre adulto que fue reducido tras haber sido rociado con gas pimienta por un guardia de seguridad estudiantil”, señaló un comunicado de la policía.

El sospechoso fue identificado como Aaron Ybarra, de 26 años, quien no estudiaba en la universidad, y quien comparecerá este viernes ante la corte, indicó el diario Seattle Post Intelligencer.


Sangre en el piso

Blake Oliveira, un estudiante, dijo que estaba en clase cuando comenzó el tiroteo, y que primero pensó que se trataba de un experimento de física. Pero luego escuchó los gritos, señaló el diario.

El joven de 21 años relató que tomó un tubo de metal, y junto con sus compañeros se trancó en el laboratorio de física.

Oliveira dijo que escuchó a alguien pedir calma, y luego personas corriendo. Minutos después, dos agentes de policía entraron al laboratorio y escoltaron a todos afuera.


“Yo me había quitado las sandalias y las había guardado en la mochila en caso de que tuviera que salir corriendo”, dijo el estudiante al periódico. “Vi a un policía con un arma y pensé: 'Ok, esto es real'. Y vi sangre en el piso”.

El portavoz de la policía Chris Fowler relató que el tirador fue puesto bajo custodia tras abrir fuego. Cuando empezó a recargar su arma, un estudiante que estaba como guardia “lo enfrentó y pudo reducirlo”, rociándolo con gas pimienta.

“Una vez en el piso, otros estudiantes le saltaron encima y pudieron mantener al tirador inmovilizado en el suelo hasta que llegó la policía”, agregó Fowler.

Decenas de estudiantes se congregaron en los jardines de la universidad, que tiene unos 4 000 alumnos, para rezar por las víctimas.

Este tiroteo sucede menos de dos semanas después de que un joven de 22 años con problemas mentales matara a seis personas, tres de ellas cerca del campus de la Universidad de Santa Barbara, próxima a Los Angeles.

En los últimos años se han sucedido tiroteos en centros educativos en todo el país, como el de Newtown (Connecticut, noreste) en diciembre de 2012, en el que fallecieron 20 niños y seis maestros, y el de la universidad Virginia Tech (este) en abril de 2007, que dejó 33 muertos, incluyendo el atacante.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)