2 de abril de 2015 20:41

Conmoción por tiroteo que dejó un fallecido en la frontera norte 

Policías resguardan el hospital de Tulcán, a donde llegó la persona fallecida. Foto: José Mafla / EL COMERCIO.

Policías resguardan el hospital de Tulcán, a donde llegó la persona fallecida. Foto: José Mafla / EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Ricardo Cabezas

En Paja Blanca hay temor. En este pueblo, que se encuentra en San Pedro de Huaca, un cantón de la fronteriza Carchi, los vecinos comentaban sobre los tiroteos escuchados durante la noche del jueves y madrugada de ayer.

El operativo anticontrabando sobresaltó la tranquilidad de este barrio ubicado junto a la panamericana. Los policías de la Unidad de Policía Comunitaria del lugar solo dicen que los supuestos contrabandistas habrían pedido refuerzos al resto de esos grupos para impedir que policías y vigilantes aduaneros se lleven dos camiones con mercancías extranjeras y que aparentemente no tenía documentación aduanera.

Ayer, en la calzada de la Panamericana donde se desarrollaron los enfrentamientos no existían evidencias. Sin embargo, la gente comentaba que la acción policial obstruyó el tránsito vehicular por más de tres horas.

Mientras que, en Tulcán, unos 25 familiares y amigos llegaron a la morgue del hospital Luis Gabriel Dávila para esperar el cadáver de Jhoffre A., un civil de 27 años. Los parientes dijeron que él falleció a causa de un disparo durante los enfrentamientos.

Seis miembros del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) de la Policía custodiaron a dos legistas de la Fiscalía y de la Policía Nacional que llegaron desde Quito para realizar la necropsia en la morgue del hospital. Se trata del segundo caso que se registra en circunstancias similares en Carchi.

Tras la diligencia,Hugo Velasco, fiscal encargado de este caso, señaló que un proyectil provocó la muerte.

En cambio, Juan Carlos Mina, comandante de Policía del Carchi, informó que dos camiones con artículos de contrabando fueron sorprendidos en el sector y los agentes actuaron.Policías y vigilantes aduaneros se incautaron de un cargamento de puros y cigarrillos. No detuvieron dos tractocamiones, pues gente que llegó desde varias poblaciones del valle del Chota en cuatro camiones lo impidió.

Mina adelantó que se investiga si es que estaban armados y qué tipo de implementos utilizaron para obstaculizar el operativo. Además, una persona fue detenida y trasladada al Centro de Detención Provisional.

Estas presuntas bandas de contrabando utilizan caminos de herradura que unen a Ecuador y Colombia para ingresar mercancías extranjeras en forma irregular.

Los investigadores no descartan que en este caso los camiones hayan ingresado por el sector de La Pintada, en la fronteriza parroquia de Julio Andrade. Una vez ahí, toman la Panamericana y se dirigen a las poblaciones del valle del Chota en donde acopian en viviendas las mercaderías, para luego internarlas a Quito, Guayaquil, Cuenca, Ambato, entre otras.

El cargamento es comercializado en esos mercados. Estos datos reposan en el Servicio Nacional de Aduana.

La esposa del fallecido comentó que quedan en la orfandad tres hijos, uno con ella y dos niñas con otra pareja.

Mientras tanto, un ataúd metálico de color café fue ingresado por los amigos del muerto hasta la morgue. Luego fue trasladado en el balde de una camioneta 4 x 4, doble cabina de color negro hasta la casa comunal de la población de Charguayacu (Pimampiro-Imbabura), en donde se realiza el velatorio.

“En seis meses ya van dos muertes que deben ser aclaradas”, dice Darwin Chalá, hermano de Milton Chalá Quinteros, quien murió el pasado 19 de septiembre del 2014 en circunstancias que todavía no están claras.

Milton Chalá, de 35 años, falleció tras un operativo anticontrabando que se realizó a la altura de Cristóbal Colón, en Montúfar, provincia del Carchi. Los familiares insisten que Milton fue objeto de violencia física, causa que habría provocado su muerte.

El próximo 14 de abril se realizará una nueva audiencia sobre el caso Chalá, proceso que no ha registrado mayores avances, según los familiares. Ellos exigen que se presenten dos policías, un militar y un vigilante aduanero a declarar. Afirman que no concurrieron a una primera audiencia hace pocos días.

En el enfrentamiento de ayer, Mina dijo que durante el altercado fueron destruidos dos patrulleros policiales. Después de las 14:00 de ayer, fueron liberados los dos policías que fueron retenidos en el cantón San Pedro de Huaca, por supuestos contrabandistas. Los agentes fueron trasladados desde el Carchi hacia Charguayacu.

Mientras eso ocurría en Tulcán, en Ibarra (Imbabura) se reunieron familiares del fallecido y directivos de esa comunidad. Hasta ese lugar llegó el viceministro del Interior, Diego Fuentes.
También asistieron Fausto Tamayo, comandante de la Policía; Lino Proaño, jefe de Operaciones de esta misma institución; y Diego García, gobernador de Imbabura.

La reunión se extendió desde las 13:00 hasta las 15:30. Precisamente en esa cita se acordó la liberación de los dos gendarmes retenidos, que después fueron trasladados hasta el Comando de Policía de Imbabura.

Diego Landázuri, gobernador de Carchi, manifestó que se garantizarán las investigaciones para esclarecer este hecho que genera preocupación en las autoridades locales. El representante del Ejecutivo señaló que los moradores de Charguayacu en su afán de ingresar al hospital de Tulcán destruyeron algunos ventanales.

En el área de emergencia lo que se vio son dos ventanas rotas, al igual que la puerta de cristal. Eso ocurrió a las 04:00 y quienes lo vieron dicen que la idea del grupo era tomar a un policía que supuestamente estaba allí.

En contexto

La retención de dos uniformados duró al menos 10 horas. Los investigadores dicen que la mercadería, por la que se inició este hecho, provenía de Colombia, que intentaban ingresar al país sin documentos aduaneros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)