17 de julio de 2015 10:21

Tirador que mató a cuatro militares en EE.UU. no era vigilado por las autoridades

Ofrendas fueron colocadas en los exteriores del centro de reclutamiento militar, donde un hombre atacó con disparos el 16 de julio del 2015. Foto: AFP

Ofrendas fueron colocadas en los exteriores del centro de reclutamiento militar, donde un hombre atacó con disparos el 16 de julio del 2015. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

El joven tirador que mató a cuatro infantes de Marina el jueves 16 de julio del 2015 en dos centros militares cercanos a Chattanooga, en Tennessee (sur de EE.UU.), no había dado a las autoridades ningún motivo para ponerlo bajo vigilancia, dijo el viernes el alcalde de esa localidad, Andy Berke.

"Mucha de la información que tiene que ver con terrorismo la obtenemos del gobierno federal. Ciertamente no teníamos ninguna indicación de que él fuera una amenaza o de que ayer iba a ocurrir algo", dijo Berke durante una entrevista con la cadena CNN.

El ataque fue inicialmente calificado de "terrorismo interno" por el fiscal federal del distrito este de Tennessee, Bill Killian, pero el FBI, a cargo del caso, estimó "prematuro" especular sobre las motivaciones de su autor, que identificó como Mohammad Yussuf Abdulazeez, de 24 años

. "Por el momento, estamos investigando cualquier posibilidad: si es terrorismo, si es doméstico, si es internacional o si es simplemente un acto criminal", dijo el agente del FBI Ed Reinhold. "Hasta donde sabemos, él no estaba" en la mira de las autoridades locales, declaró Berke este viernes, explicando que los investigadores están "examinando cuáles eran" las conexiones del joven atacante "en cualquier lugar y en todas partes".

Las primeras pesquisas indican que el hombre disparó primero en un centro de reclutamiento de infantes de marina desde un vehículo y luego se desplazó, unos 40 minutos más tarde, hacia un centro de reservistas y de los cuerpos de infantes de Marina, a unos diez kilómetros de allí. Entonces salió de su vehículo y disparó "largas ráfagas".

Las televisoras locales mostraron imágenes de numerosos impactos de bala en las paredes de este segundo centro, donde cayeron abaleadas las cuatro víctimas, todos Marines, según confirmó este cuerpo de élite.

El hombre fue abatido en este centro por la policía, pero luego de dejar también tres heridos: un reclutador de infantes de marina, un infante de marina y un policía.

El presidente Barack Obama calificó el episodio de "desgarrador" y expresó su "dolor" por la muerte de los cuatro militares "que sirven a nuestro país". "Aún no conocemos todos los detalles", explicó, pero la persona que llevó a cabo los ataques "parece haber actuado sola".

Atacante sin antecedentes

Aparentemente sin antecedentes, Mohammad Yussuf Abdulazeez vivía en un suburbio tranquilo con su familia. Se estima que el atacante tenía un blog en el que el lunes escribió que "la vida es corta y amarga", y que los musulmanes "no debían perder la oportunidad de someterse a Alá", según el centro de vigilancia de portales islamistas SITE.

El blog no contenía otros elementos de los que se pudiera deducir una eventual radicalización, ni amenazas específicas. Las cadenas NBC News y CNN informaron que era un ciudadano estadounidense natural de Kuwait y la cadena local WRCB agregó que se habría graduado de ingeniero en 2012 en la Universidad de Tennessee. Esta institución confirmó en Twitter que el joven era uno de sus egresados.

Según una antigua compañera de colegio, era un joven discreto apreciado por sus compañeros. "Era simpático, divertido, amable", dijo Kagan Wagner, citada por el diario local Chattanoogo Times Free Press. "Nunca se me hubiera ocurrido imaginar que podía hacer eso".

La organización de defensa de los derechos de los musulmanes CAIR condenó la "masacre". El senador Bob Corker, exalcalde de Chattanooga", dijo en un comunicado tener "el corazón roto". "Es un día difícil para los habitantes de Tennessee. Enviamos nuestros pensamientos y nuestras oraciones a todos los afectados por esta tragedia", añadió.

El incidente engrosa la lista de hechos similares ocurridos en los últimos años contra edificios militares estadounidenses, como el ataque en 2009 a Fort Hood (Texas, sureste) en el que murieron 13 personas, o el de 2013 en el barrio Navy Yard de la capital federal Washington, que se saldó con 12 muertos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)