21 de agosto de 2017 17:28

Tillerson explica el plan de Trump para Afganistán a los países de la región

El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, habló hoy 21 de agosto del 2017 por teléfono con altos representantes de Afganistán, Pakistán e India para comunicar la nueva estrategia de su país en el combate contra los terroristas. Foto: EFE

El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, habló hoy 21 de agosto del 2017 por teléfono con altos representantes de Afganistán, Pakistán e India para comunicar la nueva estrategia de su país en el combate contra los terroristas. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, habló hoy 21 de agosto del 2017 por teléfono con altos representantes de Afganistán, Pakistán e India para explicarles la nueva estrategia hacia el sur de Asia que el presidente estadounidense, Donald Trump, detallará esta noche en un discurso a la nación.

Aunque se espera que el anuncio que Trump hará en un discurso a las 21:00 de hoy (01:00 GMT del martes) se centre sobre todo en la estrategia militar en la guerra de Afganistán, también incluirá cambios en las relaciones con otros países de la región, en particular Pakistán, utilizado por los talibanes como refugio.

Por eso, Tillerson habló hoy con el primer ministro paquistaní, Shahid Khaqan Abbasi, con el ministro de Exteriores indio, Sushma Swaraj, y con el jefe de la diplomacia afgana, Salahuddin Rabbani.

"El tema de las conversaciones fue cómo le gustaría a Estados Unidos trabajar con cada país para estabilizar el sur de Asia mediante una nueva e integrada estrategia regional", dijo la portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Heather Nauert, en un comunicado.

Según la radio pública estadounidense NPR, Trump prevé ordenar el envío de alrededor de 4 000 soldados más a Afganistán, y algunos medios locales mencionan la posibilidad de que recorte la ayuda militar a Pakistán.

Trump tiene tres opciones principales sobre la mesa para lidiar con Afganistán, que incluyen el citado aumento de tropas, una retirada total y una solución intermedia, que consistiría en permitir que contratistas privados de seguridad asuman parte de la carga que ahora recae sobre las fuerzas estadounidenses.

Estados Unidos mantiene en Afganistán a cerca de 8 400 soldados como parte del operativo de la OTAN de asistencia a las fuerzas afganas, y para desplegar operaciones antiterroristas.

El Pentágono considera insuficiente esa cifra para neutralizar a los insurgentes talibanes, que han ganado terreno en Afganistán desde 2015 y ahora controlan el 40% del país, según un informe de este mes del Inspector Especial para Afganistán (Sigar) de EE.UU.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)