7 de December de 2009 00:00

La Tierra está en manos de la Cumbre de Copenhague

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sociedad

Con un insistente llamamiento a frenar de manera conjunta el calentamiento global, comenzó en Copenhague la mayor cumbre sobre el cambio climático celebrada jamás.

“El tiempo de las puras explicaciones ya pasó”, señaló el secretario general de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, Yvo de Boer, en su discurso de apertura.

Reclamó metas vinculantes en la protección del clima, así como la confirmación inmediata de ayuda  por más de USD  10 000 millones  (unos 6  700 millones de euros) anualmente de 2010 a 2012 para los países pobres.

Hasta el 18, los representantes de 192 Estados buscarán establecer ambiciosas metas climáticas. Nunca antes tantos países presentaron propuestas para reducir o frenar sus emisiones de gases de efecto invernadero.

 Ecuador, por ejemplo, llevó como bandera a su Iniciativa Yasuní-ITT, que propone dejar 850 millones de crudo en el subsuelo del bloque Ishpingo-Tambococha-Tiputini (ITT), en el Yasuní. Aparte de planes como Socio Bosque, que incentiva la conservación de los bosques primarios.

Pero queda la duda de si eso alcanza para llegar a un acuerdo. El jefe de gobierno de Dinamarca, Lars Løkke Rasmussen, confió en que los interlocutores de todo el mundo tomarán “decisiones difíciles pero necesarias. Es una oportunidad extraordinaria y no se puede  perderla”.

A su vez,   también se debate sobre  las ayudas financieras para que los países en   desarrollo se puedan adaptar al cambio climático y la  transferencia de  técnicas para que se desarrollen en armonía con el medioambiente. 

La Unión Europea  reiteró su oferta condicionada de pasar del 20 al 30% de reducciones respecto de 1990 con la condición de que otros países desarrollados acepten esfuerzos comparables.

Para  la segunda semana de esta cumbre se espera que  los jefes de Estado y de Gobierno de 110 países son esperados en Copenhague, entre ellos el presidente estadounidense, Barack Obama. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, no ha previsto su participación. Al país lo representarán las ministras de Ambiente y Patrimonio, Marcela Aguiñaga y María Fernanda Espinosa.
 
 La asistencia de los líderes y los compromisos de reducción de los principales emisores, encabezados por China, EE.UU., Rusia e India,  aumentaron  las esperanzas de un acuerdo después de dos años de lentas negociaciones. Sudáfrica agregó un nuevo impulso ofreciendo reducir sus emisiones de dióxido de carbono  un 34% por debajo de los niveles previstos para  2020, si los países ricos dan ayuda financiera y tecnológica. 

En definitiva, el objetivo de esta cita   es lograr un acuerdo políticamente vinculante y un nuevo plazo en  2010 para  los detalles legales que obliguen a reducir las emisiones de los gases.

Mañana lea más en la Sección Sociedad de la edición impresa de El Comercio

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)