1 de December de 2009 00:00

Testimonios

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Mariana Zamora/  Nueva Loja
No puedo cumplir con mis clientes

Tengo una lavandería, trabajo con tres secadoras y dos lavadoras domésticas. Desde que empezaron los apagones ya no se puede laborar. Nos quitan la energía en la mañana, mediodía y en la tarde. En la última semana, los cortes se han dado de imprevisto y varias veces en el  día. Normalmente, trabajo de 06:30 a 20:00, pero con los racionamientos he debido alterar mi jornada. Cuando quitan en la tarde, trabajo hasta las 18:00 y  si se va más  temprano me quedo lavando  hasta las 21:00. No sé hasta cuándo durará esta situación que ya no se aguanta. Mientras tanto, uno tiene que estar al día en las planillas, porque de lo contrario vienen de la empresa eléctrica y nos quitan la instalación. Además, el trabajo se acumula y uno queda mal con los clientes. Ellos se resienten, no comprenden y  acuden a otras lavanderías. El trabajo ha bajado, gracias a los apagones.

Rosa Puebla/  Santo Domingo
Los helados se dañan y tengo pérdidas
Tengo dos heladerías: una situada en el barrio Los Pambiles y otra en el centro. En la primera es la que más pérdidas he tenido por los cortes de luz. Ahí  me quitan el fluido  diariamente, durante  dos horas. Antes vendía unos 100 helados en un día, ahora solo 40. En el centro me cortan la energía  pasando un día, pero en un horario que me afecta mucho. Es justo   cuando los estudiantes salen de clases. Vendo dos tipos de helados, en paletas y en bloques. Las paletas son las que más se dañan, pues se deslíen en los empaques y no hay forma de recuperarlas. Los bloques de helados, para servirlos en conos, se pueden utilizar después debido a que el líquido se queda en el mismo lugar. Algo que también me preocupa es que se consume más luz cuando los congeladores se desconectan, porque necesitan más energía para reiniciar  y enfriar todo. Es muy dramático.


Otras ciudades

Loja. Las actividades en la terminal  terrestres, alteradas

Desde la semana pasada, las empresas de transporte de pasajeros,  que operan desde la terminal terrestre Reina del Cisne, de Loja, tienen menos dificultades con los cortes. El servicio se suspende desde las 12:00 hasta las 14:30, a diferencia de las primeras tres semanas, cuando se iba  desde las 19:00 hasta las 21:00. “En ese horario el problema era la oscuridad. El motor que dispone la terminal solo abastecía a  cuatro luminarias en los andenes y nosotros utilizábamos velas”, cuenta la secretaria de boletería de Transportes Viajeros. Actualmente, los racionamientos alteran al  despacho de las unidades. También hay demora en  los registros de pasajeros y de encomiendas. Luis Aguirre, de la empresa Catamayo, cuenta que hay confusión en los datos  que se llenan a mano y al apuro. “A esa hora hay más demanda de pasajes, pero  las secretarias no pueden utilizar  las computadoras ni el sistema”.

Ambato. Los restaurantes están afectados por los apagones

Los cortes de energía  afectan a más de 1  200 negocios en Ambato. Esto redujo las ventas en un 40%. Uno de los perjudicados es Roberto Carrillo, gerente de la cadena de locales de comida y heladería La Fornace.  “No puedo emplear dinero en comprar generadores, puesto que necesito luz trifásica para que funcionen los equipos”. Carrillo señala que en el  momento hace ajustes para no despedir a sus  colaboradores.

Otro de los locales afectados es Delicias al Paso. Su propietario, Fausto Sánchez, explica que los cortes, de 18:00 a 20:00, golpean a  su negocio. Según él, la  gente ya no sale en  las noches a la calle por el temor a ser asaltado. Asimismo, Sánchez señala que sus ventas han bajado en un 30 y 40%. Él teme que con lo que logró  juntar en el mes  no le alcance  para cumplir con sus obligaciones como pagar el arriendo del local, el salario de sus colaboradores  y para comprar la materia prima.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)