23 de enero del 2015 00:00

Miles de Testigos de Jehová, en Quito

Testigos de Jehová

Ayer, en la mañana, cientos de ‘hermanos’ -nacionales y extranjeros- se congregaron en San Francisco para iniciar un tour por varios sitios del Centro. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 79
Triste 5
Indiferente 12
Sorprendido 15
Contento 402
Byron Rodríguez

Ellos desbordaban optimismo y ofrecían sonrisas. Los hombres de terno o ropa informal; las mujeres igual. Su presencia es familiar: van por las calles, con Biblia en mano y la revista Atalaya, para predicar la palabra de Dios.

Son los Testigos de Jehová que han llegado a Quito a una convención mundial. Ayer estaban en la Plaza de San Francisco, en grupos de 10 y 15 ‘hermanos’ (así se nombran) para recorrer el Centro.

La cita arranca hoy, 23 de enero, 09:20, en el estadio de Liga, en Ponciano, el que esperan llenarlo con 30 000 personas (mayoría local), de las cuales 3 000 vienen de 30 países. A la Mitad del Mundo y a Otavalo fueron ayer otros grupos.

Portando radios de comunicación, 30 ‘hermanos’ voluntarios, encargados de la seguridad, de un total de 300, estaban pendientes de la llegada de los buses de turismo por la calle Bolívar. Cuando bajaban los invitados les recibía una calle de honor –en el centro de la plaza- de fieles de los Salones del Reino (templos) de La Magdalena, en el sur, y de El Panecillo.

Con sorpresa miraban a Laura de Meza y a su hija Amy, de 5 años, ataviadas de otavaleñas. A Catalina de Ramírez, de zuleteña; a Jeaneth Gualle, de El Chaco, Napo, con pulseras amazónicas.

Las lenguas extranjeras se mezclaban (inglés, francés, japonés, coreano...) con el español y grandes pancartas emocionaban : “Sin fronteras unidos por el amor”.

Jorim de Clercq llegó de Bélgica hace seis años y se instaló en una casa de Sangolquí. Alto y delgado, no dejaba de dar disposiciones para que el tour masivo marchase sin contratiempos.

“No hay jerarquías ni jefaturas, nuestro gran líder es Jesús, y Jehová-Dios, nuestra esencia y sentido de vida”. Este testimonio dio una de las pautas para entender a este numeroso grupo que se expandió por el mundo hasta sumar hoy 8 millones de Testigos de Jehová, organizados en más de 115 000 congregaciones.

Asamblea Testigos

Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

En Ecuador pasan de 88 000 activos; en la década de los 40 vino una pareja de misioneros de EE.UU. y comenzó la expansión. Las cifras las da Mario Ortiz, portavoz de la asamblea.

Según De Clercq, en Sangolquí funcionan cinco congregaciones en dos Salones del Reino: 120 hermanos en cada uno. El belga, de 33 años, es ingeniero mecánico.

Ortiz apunta que de los 30 países, los de mayor presencia son de EE.UU., España, Francia, Trinidad y Tobago. “Los 3 000 invitados pagan sus gastos en hoteles de cuatro y cinco estrellas, algunos van a casas, somos solidarios”.

Ortiz cree que los extranjeros dejarán una magnífica cantidad al turismo: USD 10 millones (hospedaje, compra de artesanías, alimentación). La cumbre mundial no se quedará en Quito: se difundirá en 13 ciudades del país, bajo la consigna “Sigamos buscando primero el Reino de Dios”.

Ejemplos: en Guayaquil, estadios de Barcelona, Modelo y Salón de Asambleas, km 23 vía a la Costa; Ambato, estadio Bellavista; e islas Santa Cruz y San Cristóbal. Usarán el sistema ‘streaming’ con servidores de EE.UU. y envía señales por Internet. Tienen cámaras, equipos de video, y consolas; 22 pantallas LED de 15 y 20 m2. 500 personas se entrenaron para dirigir la tecnología. 160 000 estarán enlazados en Ecuador.

La cotidianidad en el Centro se alteró por la muchedumbre de ‘hermanos’ que iba y venía ante las miradas de nacionales y turistas. Llenaron la Plaza Grande. En La Ronda, la palabra más sonada era: beautiful (bello). Lo dijo la coreana Gloria Cho. Igual, contentos, los venezolanos Juan Freites y su esposa, Claudia. Lo mismo el abogado de California Paul Frazier.

Ortiz, Rodrigo Narváez y Byron Cervantes coincidieron que la logística está viento en popa. Se prepararon hace dos años. El dinero: el apoyo de los hermanos. El tráfico puede alterarse en el norte.

Habrá 82 alimentadores y buses articulados de la Ecovía, proporcionados por el Municipio capitalino; y 80 buses (MA Turismo) para los 3 000 delegados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (189)
No (7)