23 de julio de 2014 19:13

Lista de EE.UU. sobre terroristas se hace con simples sospechas, según un informe

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
AFP

Estadounidenses y extranjeros son incorporados por Washington secretamente a la lista negra de terrorismo en base a simples " sospechas razonables " que no es necesario detallar y pueden permanecer en ella largo tiempo después de su muerte, según un documento oficial publicado el miércoles.

El documento no clasificado secreto de 166 páginas, redactado por el Centro nacional de contraterrorismo (NCTC) y publicado por el sitio de Internet The Intercept, detalla las instrucciones que las diferentes agencias estadounidenses deben seguir para incluir a alguien en las principales bases de datos de control del terrorismo.

A lo largo de cinco capítulos de la " Guía de listas de seguimiento " confeccionada en marzo de 2013 en colaboración con las 19 agencias militares y judiciales de inteligencia, se señala que " las pruebas irrefutables y los hechos concretos no son necesarios " para tener " sospechas razonables " de la implicación de un individuo con el terrorismo y es suficiente tener " datos o informaciones que se pueda verbalizar " .

Criticando el lenguaje del documento, The Intercept detecta en él una extensión de la autoridad de los responsables gubernamentales para " nombrar " sospechosos de terrorismo en base a " vagas informaciones fragmentarias".

El sitio, cofundado por el periodista Glenn Greenwald, que había hecho públicas las filtraciones del exconsultor de la NSA Edward Snowden, subraya que la " guía " permite incluso a los muertos figurar entre los 464.000 nombres incorporados a ella.

El NCTC -que no confirmó ni negó la autenticidad del documento- teme en efecto, que la identidad de muertos o sus documentos de viaje sean " reutilizados " de manera fraudulenta -una táctica terrorista conocida, explicó en un correo electrónico a la AFP , un portavoz de la agencia gubernamental.

El portavoz subrayó que las listas de seguimiento continúan " madurando para adaptarse a una amenaza difusa en constante evolución " y que fueron revisadas luego de la tentativa de atentado del nigeriano Umar Farouk Abdulmutallab, quien intentó hacer detonar un explosivo disimulado en su ropa interior, a bordo de un avión en Navidad de 2009.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)