27 de abril de 2016 15:21

1470 socorristas rescataron con vida a más de 300 víctimas en Pedernales

En el Hotel Mr. John, ubicado en el malecón de Pedernales, se encontró a tres personas muertas; hay gente que aún busca entre los escombros. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

En el Hotel Mr. John, ubicado en el malecón de Pedernales, se encontró a tres personas muertas; hay gente que aún busca entre los escombros. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 14
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 11
Gabriela Quiroz
Editora (I) Desde Pedernales

A simple vista parece que aún queda por rescatar a una persona o alguna cosa de valor entre los escombros. Pero no es el caso. La tarde del viernes (22 de abril), y como sigue ocurriendo a diario, cerca de una docena de personas sacaba ropa, toallas, enseres, equipos de lo que fue el Hotel Mr. John, en la zona del malecón de Pedernales.

Unos sabían y otros desconocían que en el lugar murieron cinco personas y que los rescatistas ya estuvieron ahí. En una pared blanca que colinda con otro inmueble se observa una V pintada con una raya en la mitad y el número 3. Esto significa que ahí se confirmaron víctimas muertas y es parte del marcaje internacional que se usa en la primera etapa de búsqueda y rescate en estructuras colapsadas, que hoy (26 de abril) cumple 10 días.


Desde la madrugada del domingo 17 de abril, 49 equipos con 1 470 rescatistas nacionales, de Chile, México, Colombia y Bolivia registraron y marcaron cada inmueble destruido. Un estudio preliminar del Colegio de Ingenieros del Ejército reveló que en Pedernales hay 1 153 inmuebles devastados. Así también la Secretaría de Riesgos registró 165 fallecidos, en el cantón manabita.

El número tres que está en el marcaje del Mr. John corresponde a una pareja y un niño, que fueron encontrados abrazados y sin vida.

Un marcaje adicional, en ese hotel, correspondía a otras dos víctimas que eran parte de un grupo de siete turistas nacionales que en el primer movimiento sísmico no salieron con el resto y quedaron atrapadas en el hotel, asegura su exadministrador, Alberto Barreiro. No quedó nada de los cuatro pisos y 29 habitaciones del edificio, pero otros 10 turistas se salvaron. Entre ellos está Mónica García, quien salió al primer susto con su esposo y primos. A una cuadra del hotel vio cómo los carros saltaron, los postes de luz cayeron y el ruido de las sirenas ahondaron el caos.

Marcaje internacional para búsqueda y rescate de víctimas. Infografía: EL COMERCIO

Marcaje internacional para búsqueda y rescate de víctimas. Infografía: EL COMERCIO


Cuando los rescatistas hallan personas con vida registran la letra V en alguna de las paredes que se mantienen paradas. Aunque, en la misma zona del malecón hay un predio en el que no les quedó más que marcar en el poste de luz, pues fue lo único que no se había derrumbado.

Frente al Mr. John quedaron vestigios del hotel Albelo, en donde falleció una persona.

Los rescatistas también marcan la fecha, el número del grupo y a qué organización pertenecen. Por ejemplo, a lo largo del malecón se ven marcaciones en rojo con la palabra Topo, en referencia a los Topos mexicanos. Para el Cuerpo de Ingenieros, el marcaje es una evidencia de que la edificación fue registrada y está garantizada la búsqueda y en algunos casos una adicional.

La esperanza de encontrar alguien con vida es cada vez menor, pero los rescatistas de turno permanecen las 24 horas en alerta al llamado del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, que se encuentra removiendo los escombros de las vías, para que se pueda circular.

Ricardo Grijalva, rescatista de Orellana, explicó que apenas se detecta el mínimo olor acuden al lugar junto con canes adiestrados para explorar el sitio. Si un perro detecta que hay vida se sienta y continúan el rescate con herramientas manuales y eléctricas.
Pero en los últimos días no se ha encontrado más que alimentos en descomposición y restos de animales. El miércoles de la semana pasada se tomaron más de ocho horas en ubicar una posible víctima y al final hallaron un perro muerto.

El mayor número de marcaciones con víctimas fallecidas está en las viviendas y otras edificaciones ubicadas desde la playa hacia el centro de la ciudad, en donde se levantó la mayor parte de edificios, como el hotel Royal de siete pisos. En las casas o edificaciones asoladas de las periferias, en cambio, se marcó la V y el número 0, es decir, no hubo víctimas o S/N, que significa: Sin Novedad. En estas áreas hay un predominio de construcciones de madera o mixtas (bloque y madera), que en algunos casos mostraron tener mayor resistencia al sacudón de magnitud 7.8.

Víctor Arauz
, director de la Dinased, explicó que en esta etapa sacaron a más de 300 personas con vida; todavía se trabaja en localizar a las reportadas desaparecidas. Hasta ayer, este organismo registraba en Pedernales 76 denuncias de desaparecidos, de las cuales 64 personas han sido recatadas con vida, ocho muertas y cuatro denuncias siguen pendientes.

La fase de búsqueda y rescate de víctimas no culminará hasta que el Presidente de la República junto con las organizaciones involucradas en la emergencia decida su cese y permita iniciar la segunda etapa, que incluye la demolición de estructuras.
Mientras tanto, decenas de personas siguen minando en los edificios colapsados, como el extinto Mr. John.

En contexto

Conforme pasan los días, la esperanza por encontrar a más víctimas con vida se vuelve remota. A medida que las autoridades ayudan a los albergados, comienza también la fase de demolición y manejo de escombros para iniciar la reconstrucción de las ciudades.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (22)
No (3)