18 de abril de 2016 11:33

Terremoto enluta también a familias de tres asambleístas

El cuerpo del legislador alterno de Alianza País Carlos Tupiza será velado en la Asamblea Nacional. Foto: EL COMERCIO

Rescatistas buscan a sobrevivientes entre los escombros en Portoviejo, Manabí. Foto: Paul Rivas/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 33
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 15
Diego Puente

En la Asamblea Nacional se desplegó la alfombra roja. Por ahí pasará el féretro que trae al legislador alterno de Alianza País, Carlos Tupiza. Él junto con su hijo murieron en Portoviejo, después de que una edificación cayera sobre ellos.

La presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira, lamentó la muerte de su colega. Dijo que el cuerpo de las dos víctimas están camino a Quito y que llegarán en el transcurso de este lunes 18 de abril del 2016.

En el salón José Mejía Lequerica se instalará una capilla ardiente, que estará abierta hasta mañana martes 19 de abril. Posteriormente se trasladarán los cuerpos a un camposanto.

Esta no fue la única pérdida para la Asamblea. Tras el sismo de 7.8 grados que sacudió a Ecuador, el sábado 16, quedaron atrapados en los escombros y murieron la esposa, hija y nieta del asambleísta de Alianza País por Manabí, José Félix Véliz. Las víctimas serán veladas en Manabí, adelantó Rivadeneira.

El legislador Gabriel Rivera, de Alianza País, también fue afectado directamente por esta tragedia. Una de sus primas murió a causa de un colapso estructural mientras se encontraba en Esmeraldas. Él viajó al sitio para estar con sus familiares.

Veinte policías que conforman la escolta legislativa están en la Asamblea. Al momento limpian los máuser (una especie de bayonetas) que serán levantadas en señal de respeto cuando llegue el cuerpo de Tupiza.

Mientras esto sucede, unos 30 funcionarios son los encargados de recoger los alimentos no perecibles, agua y otros víveres que la ciudadanía deja para los damnificados del terremoto.

Christina Salas acudió al Legislativo con dos fundas llenas de granos secos y agua. Ella lloró al hablar. “En estos momentos todos tenemos que estar unidos. No importa si somos de derecha o de izquierda”.

A las 10:00 salieron 40 voluntarios del Legislativo hacia el Aeropuerto Mariscal Sucre. Ahí tomarán un avión logístico para ir a Manta. Ellos son trabajadores de la Asamblea que se inscribieron como voluntarios para ir a la zona de desastre. Ahí se pondrán a disposición del Ministerio de Inclusión Económica y Social.

Roberto Díaz, coordinador, señaló que llevan todos los elementos para hacer un campamento autónomo. Aseguró que no serán un carga para los equipos de socorro que ya se encuentran en las provincias afectadas.

Cambiaron los bolígrafos y computadoras por carpas y bolsas de dormir. Están conscientes de que llegarán a un escenario hostil. Fernando Gordón, de 27 años, dijo que les dieron un charla en la que les indicaron todos los riesgos.

Cuando se abrió la oportunidad de inscribirse como voluntario, él no lo dudó. “Es la posibilidad de solidarizarnos. Somos unos ecuatorianos más que queremos ayudar. Como dijo el presidente (Rafael Correa) no solo somos burócratas”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (2)