1 de March de 2010 00:00

Una tentación para el IESS

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

César  A. Sosa. Editor de Negocios

A mediados del  próximo mes se prevé que empiece a operar el Banco del IESS, en principio, como un banco de inversión, aunque hay fuertes presiones para que lo haga como banco de desarrollo, guiado por las necesidades del Gobierno. Este banco administrará recursos por unos USD 6 300 millones durante este año.

Las inversiones del IESS en el sector público han ganado terreno, producto de las  necesidades fiscales y de recursos ociosos en el IESS que buscan opciones de inversión. Cerca del 60% de  inversiones se canalizaron al sector público hasta 2009, lo cual muestra dos cosas. Hay más necesidades fiscales que no pueden ser cubiertas con el presupuesto del Estado. Y el sector privado, o no tiene proyectos de inversión o estos son muy escasos, lo cual muestra la debilidad del aparato productivo.

Frente a ese escenario, el IESS empezó a incursionar en proyectos petroleros y eléctricos. Ya lo hizo en el campo estatal Pañacocha, obteniendo una rentabilidad del 5%, dos puntos menos que el promedio que pagan los bonos estatales  y tres puntos menos que el rendimiento que ofrecen los papeles de firmas privadas.

Frente al menor protagonismo del sector privado, los recursos de los afiliados pueden concentrarse aún más en el sector público, pues hay un déficit fiscal de USD 4 000 millones. Y el Banco del IESS  tiene dos argumentos para caer en la tentación: la Superintendencia de Bancos amplió a 75% el porcentaje máximo de inversiones  en el sector público y, si el Gobierno presiona, puede hacer uso del voto dirimente que tiene en las decisiones del Banco.


 


 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)