25 de septiembre de 2015 22:11

Tensos debates sobre la reelección de Morales en el Parlamento boliviano

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE
La Paz

Parlamentarios opositores y oficialistas de Bolivia iniciaron hoy un tenso debate sobre el proyecto de ley que permitirá que el actual mandatario del país, Evo Morales, pueda volver a postular a la Presidencia en los comicios de 2019.

La sesión parlamentaria, que comenzó pasadas las 16.00 hora local (20.00 GMT), se desarrolla en medio de un cruce de gritos, críticas, acusaciones e insultos entre los legisladores del gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) y los asambleístas de las diversas fuerzas opositoras, que son minoritarias en el Congreso.

Representantes de los sindicatos obreros y campesinos afines a Morales, que fueron los que propusieron oficialmente al Legislativo el proyecto de reelección, asisten como espectadores a la sesión con carteles que defienden la nueva postulación del gobernante e insultan a los líderes opositores.

El proyecto plantea que el artículo 168 de la Constitución establezca que el mandato de un presidente y de un vicepresidente sea de cinco años, pudiendo ser reelegidos dos veces consecutivas, en lugar de una sola vez como fija actualmente la Carta Magna.

La propuesta también incluye una "disposición transitoria" que sostiene que el primer mandato, bajo la Constitución promulgada en 2009, corresponde al período 2010-2015, la primera reelección a la gestión 2015-2020 y la segunda al quinquenio 2020-2025.

La "disposición final" del proyecto de ley establece que la reforma será válida si es aprobada en un referendo, que el oficialismo proyecta para el 21 de febrero de 2016.

El senador oficialista Milton Barón afirmó que con la aprobación del proyecto de ley se habilitará "al pueblo para que con su voto hable en las urnas y decida si va o no va" la modificación a la Constitución para la nueva candidatura de Morales y de su vicepresidente, Álvaro García Linera.

También criticó que los opositores cuestionen la nueva postulación alegando que el líder de la centrista Unidad Nacional (UN), el empresario opositor Samuel Doria Medina, fue aspirante a la Presidencia tres veces.

"La diferencia con nosotros es que (Doria Medina) nunca ha ganado", afirmó Barón y arrancó aplausos a sus colegas oficialistas, quienes corearon "re-perdedores", aludiendo a la oposición.

La jefa de la bancada de UN en la Cámara de Diputados, Jimena Costa, retó al oficialismo a presentar a otro binomio que no sea el conformado por Morales y García Linera.

Mencionó el ejemplo del Partido Colorado en Uruguay, que estuvo en el Gobierno durante 94 años, pero no con un mismo presidente.

"Sean capaces de reconocer ante el país que el proceso de cambio (como llaman al Gobierno de Morales sus aliados) no había sido un proceso del pueblo sino para nada más que el culto a la personalidad de un ciudadano llamado Evo Morales", afirmó Costa.

El debate continuó, acompañado por momentos por rechiflas y descalificaciones mutuas.

Los oficialistas tildaron de "vendepatrias" a los opositores por el periodo de privatización de empresas estatales antes del Gobierno de Morales y les reclamaron que no hicieron nada por el país en los gobiernos previos al actual.

Los opositores llamaron "golpistas del siglo XXI" a los oficialistas por buscar la nueva postulación de Morales y les echaron en cara diversas denuncias de supuesta corrupción estatal, entre ellas los malos manejos en un fondo de desarrollo indígena que era administrado por organizaciones afines al Ejecutivo.

Tras su previsible aprobación en el Parlamento, el proyecto de ley será sometido a consulta en el Tribunal Constitucional y luego se deberá convocar al referendo.

Si la reforma constitucional es aprobada en la consulta popular en 2016, Morales y García Linera podrían presentarse nuevamente como candidatos para los comicios de 2019 alegando que buscan una segunda reelección.

En esa lógica, el primer mandato que tuvieron, 2006-2010, no contaría para ese cómputo porque correspondió al periodo previo a la refundación del país con la Constitución promulgada en 2009, una argumentación que ha rechazado varias veces la oposición.

Las fuerzas opositoras también cuestionan que el MAS hable de "repostulación" en lugar de "reelección" porque, a su juicio, más allá de ser un eufemismo, se explicaría porque la Constitución prohíbe de forma explicita más de una reelección continua.

Al debate parlamentario se han apuntado alrededor de medio centenar de oradores, por lo que se prevé que se prolongue por varias horas más, si bien el oficialismo tiene la posibilidad de usar su mayoría en el Congreso para suspender las deliberaciones y llamar a votación

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)